Público
Público

Bolsa La 'vieja' Pescanova regresa a Bolsa con un desplome cercano al 90% tras más de cuatro años de suspensión

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) levanta la suspensión cautelar acordada el pasado 12 de marzo de 2013.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Entrada a la factoría de Pescanova en Vigo. REUTERS

La 'vieja' Pescanova ha regresado este miércoles a la Bolsa con un desplome del 89,85% tras más de cuatro años sin cotizar, hasta intercambiase a un precio de 0,60 euros por título.

Pasados unos minutos de la apertura, a las 9.14 horas, las acciones de la 'vieja' Pescanova ampliaban su descenso hasta 93,91%, marcando una cotización de 0,36 euros.

La 'antigua' Pescanova ha regresado al Mercado Continuo después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) decidiera levantar la suspensión cautelar, acordada el pasado 12 de marzo de 2013, tras detectarse discrepancias entre su contabilidad y las cifras de deuda bancaria que podían ser "significativas".

"Aunque el precio de cotización de las acciones puede estar sometido a una elevada volatilidad al haber estado suspendidas de negociación durante más de cuatro años y dadas las circunstancias en las que se encuentra la sociedad, no resulta oportuno prolongar adicionalmente la suspensión", señalaba la CNMV.

La firma, que cuenta con el 1,6% de Nueva Pescanova, estaba valorada, antes de su regreso a Bolsa, a precios de mercado en cerca de 900.000 euros en la actualidad, una cifra muy alejada de los 170 millones de euros que costaba en el momento de su suspensión en Bolsa.

En concreto y en virtud de las últimas transacciones, las acciones de la compañía tenían fijado un precio de 0,03 euros por título, según la valoración presentada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). A este precio las 28,7 millones de acciones que componen en la actualidad el capital social de la sociedad presentaban un valor global de 862.131,54 euros.

Esta valoración se sitúa muy por debajo de la capitalización que tenía la compañía en el momento de la suspensión de su cotización, a mediados de marzo de 2013, que alcanzaba los 169,79 millones de euros, teniendo en cuenta que dejó de cotizar a 5,91 euros por acción.

El organismo supervisor de los mercados ha afirmado que la 'vieja' Pescanova ha sido objeto de un proceso concursal complejo y prolongado en el tiempo que ha dado lugar a una transformación profunda de sus características y dimensión, al tiempo que ha resaltado que no está incursa en ningún supuesto de exclusión de negociación, al haber cumplido sus obligaciones en materia de remisión y publicación de información y no estar en fase de liquidación concursal.