Publicado: 09.09.2016 20:59 |Actualizado: 09.09.2016 20:59

Villar Mir y Meliá se suman a las demandas contra Bankia por las pérdidas en la salida a Bolsa

El empresario y su grupo de empresas reclaman reclama 20 millones más intereses, y la compañía hotelero demanda un millón de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El empresario Juan Miguel Villar-Mir. E.P.

El empresario Juan Miguel Villar-Mir. E.P.

MADRID.- El Grupo Villar Mir y Meliá se han unido a Iberdrola y han tomado la decisión de demandar por separado a Bankia por las pérdidas sufridas con motivo de la salida a Bolsa de la entidad, indicaron a Europa Press en fuentes jurídicas.

El primero de ellos reclama a Bankia 20 millones más intereses, un importe equivalente a lo invertido en la operación, a la que también acudieron algunas de sus filiales como Fertiberia, OHL y Ferroatlántica.

Por su parte, Meliá, que ya dispone del acto de admisión a trámite de su demanda, ha acudido a los tribunales esgrimiendo los mismos motivos que los inversores particulares que participaron en la Oferta Pública de Suscripción (OPS) de Bankia.



La presentación de estas demandas han sido adelantadas por Vozpópuli en el caso de la de Meliá y por Expansión en el de Villar Mir. El primero de estos medios cifra en un millón de euros el importe reclamado por el grupo hotelero, mientras que el segundo advierte de que otros inversores institucionales, entre ellos Disa, también estudian sumarse a las demandas.

Ibedrola se convirtió en mayo en el primer inversor institucional en recurrir a los tribunales para reclamar sus inversiones en la oferta de Bankia de julio de 2011, a la que la eléctrica dedicó casi 70 millones de euros. Iberdrola reclama una cuantía de 12,4 millones de euros, equivalente a las pérdidas sufridas en su inversión en la OPS tras deshacerse de los títulos de Bankia a un precio inferior al que fueron adquiridos debido a la evolución bursátil a la baja de la entidad financiera.

La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán tomó su decisión de participar en la salida a Bolsa de Bankia tras analizar la única documentación dispuesta por la entidad para ello, el folleto informativo registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En mayo de 2012, Bankia procedió a reformular sus cuentas, aflorando unas pérdidas de 2.977 millones de euros en 2011, frente a un beneficio anunciado de 309 millones de euros, reflejando así que la situación de la entidad era bien distinta a la que contenía el folleto con el que realizó su OPS. Posteriormente, se produjo el rescate de la entidad y el cambio en su cúpula.

Durante la rueda de prensa de presentación en julio de los resultados de Bankia, el consejero delegado de la entidad, José Sevilla, afirmó que existen "muchos argumentos" para que la demanda que presentó Iberdrola por la salida a Bolsa de la entidad en 2011 "no prospere", al igual que se ha mostrado convencido de que el banco ganará los procesos judiciales planteados por institucionales.