Publicado: 18.09.2015 13:16 |Actualizado: 22.09.2015 15:02

Volkswagen destina 6.500 millones a afrontar los daños del escándalo por la manipulación de sus coches diesel

Bruselas insta a "aclarar los hechos" a la firma alemana, que asegura que sus nuevos motores europeos cumplen la legalidad de la UE

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2
Comentarios:
El logo de Volkswagen cerca de un cartel que indica una salida de emergencia en el salon  del automóvil de Ginebra. REUTERS/Valentin Flauraud

El logo de Volkswagen cerca de un cartel que indica una salida de emergencia en el salon del automóvil de Ginebra. REUTERS/Valentin Flauraud

FRÁNCFORT / BRUSELAS. - El fabricante automovilístico alemán Volkswagen ha informado este martes de que va a crear unas provisiones de 6.500 millones de euros en sus cuentas del tercer trimestre, a raíz del escándalo por la manipulación de sus coches diesel en EEUU. Volkswagen dijo que con esta cantidad quiere cubrir las medidas necesarias para recuperar la confianza de los clientes.

Además, revisará de forma correspondiente el objetivo de beneficio para 2015, mientras la cantidad de las provisiones también podría ser ajustada de nuevo "debido a las investigaciones en curso", según Volkswagen. 



El número de vehículos afectados asciende a once millones en todo el mundo y tienen un motor del tipo EA 189, según la compañía alemana. Sólo en los motores del tipo EA 189 se produce una desviación notable entre los resultados de las pruebas y del uso real en carretera, señaló la empresa alemana. "Volkswagen trabaja intensivamente para eliminar esta desviación mediante medidas técnicas. La compañía está en contacto con las autoridades relevantes y la Oficina Federal de Transporte Automovilístico" (KBA por sus siglas en alemán), añade el comunicado.

Fotografía con efecto zoom que muestra el motor diésel de un Volkswagen Golf 2.0 TDI en un taller en Fráncfort (Alemania). EFE/Patrick Pleul

Fotografía con efecto zoom que muestra el motor diésel de un Volkswagen Golf 2.0 TDI en un taller en Fráncfort (Alemania). EFE/Patrick Pleul

El número de vehículos afectados, con un motor del tipo EA 189, asciende a once millones en todo el mundo

Los nuevos vehículos del grupo Volkswagen con motores diesel EU 6 disponibles en la Unión Europea (UE) cumplen los requerimientos y estándares medioambientales, según la compañía alemana. "El software en cuestión no afecta a la conducción, ni al consumo, ni a las emisiones. Esto da claridad a los clientes y concesionarios", añadió Volkswagen. La compañía alemana agregó que el software está también instalado en otros vehículos con motor diesel del grupo Volkswagen, que también tiene marcas como Audi, Skoda y SEAT. "Para la mayor parte de estos motores el software no tiene ningún efecto", explicó.

Una multa de 18.000 millones de dólares

La Agencia de Medioambiente de EEUU (EPA) detectó una manipulación en las pruebas de certificación de vehículos diesel que Volkswagen comercializaba en ese país. La manipulación se producía en los vehículos que realizaban el test, mediante el software, para superar las pruebas. El modelo finalmente comercializado emite gases contaminantes hasta 40 veces superiores a lo permitido en EEUU.

La firma alemana se enfrenta en EEUU a una multa por haber manipulado los datos de emisiones contaminantes asciende a 18.000 millones de dólares, además del daño incalculable para su imagen, aunque algunos expertos prevén que la cantidad será menor si se llega a un acuerdo extrajudicial. La Justicia estadounidense ha abierto también una investigación por posible conducta criminal de la compañía Volkswagen, según algunos medios de comunicación.

Fotografía del presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, mientras se agacha para ver los bajos de un Porche GT2 durante la presentación a los medios del Salón del Automóvil de Ginebra, el pasado marzo. EFE/Marijan murat

Fotografía del presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, mientras se agacha para ver los bajos de un Porche GT2 durante la presentación a los medios del Salón del Automóvil de Ginebra, el pasado marzo. EFE/Marijan murat

Por su parte,  la Comisión Europea ha instado este martes a la marca alemana a "aclarar los hechos" sobre la manipulación de las emisiones de CO2 de sus vehículos en Estados Unidos, aunque ha considerado prematuro sacar conclusiones sobre si se habría repetido la situación en el mercado europeo. "Nos lo tomamos muy en serio, queremos llegar hasta el final de este asunto", ha indicado en una rueda de prensa en Bruselas la portavoz comunitaria Lucía Caudet.

La Comisión  sopesa convocar una reunión sobre el escándalo Volkswagen con representantes de los Veintiocho

Por ello, el Ejecutivo comunitario mantiene "contactos estrechos" tanto con Volkswagen como con las autoridades estadounidenses competentes, con el objetivo de obtener toda la información y analizarla conjuntamente con los Estados miembros.

Aunque es la Unión Europea quien fija los límites de emisiones y los procedimientos de verificación en el mercado comunitario, son los Estados miembros los responsables de vigilar que se cumplen estos límites y de actuar si no es el caso. Por ello, Caudet ha adelantado que Bruselas sopesa convocar en los próximos días una reunión con representantes de las autoridades nacionales de los Veintiocho para abordar este caso y estudiar los pasos a seguir. "Es realmente necesario aclarar los hechos, se lo debemos a los consumidores y al medio ambiente. Hemos de asegurar que la industria respeta los límites de emisiones", ha concluido la portavoz.

Desplome en bolsa

Volkswagen, que en 2014 tuvo un beneficio de 11.000 millones de euros, ha visto como el escándalo ha golpeado con fuerza a su valor en la bolsa. Entre la sesión del lunes y de este martes, las acciones de la  empresa germana pierden casi un 40%.

El escándalo  arrastraba también en bolsa a otras compañías alemanas del sector automovilístico, como BMW Daimler  y el fabricante de neumáticos Continental.

Etiquetas