Público
Público

3.000 universitarios se manifiestan en Barcelona por el aumento de tasas

Algunos manifestantes han arrojado huevos y pintura a la sede de la Bolsa y han intentado quemar un cajero y una bandera europea durante el recorrido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Entre 2.500 y 3.000 estudiantes universitarios, según la Guardia Urbana, se han manifestado este mediodía bajo la lluvia por las calles de Barcelona en protesta por el aumento de las tasas universitarias y por los recortes.

Los estudiantes han arrancado la marcha en la plaza de la Universidad y han continuado por varias calles del centro de Barcelona hasta llegar la sede de CiU, donde han arrojado pintura amarilla y roja contra la fachada y han quemado folletos de propaganda del partido nacionalista.

La manifestación, que se enmarca en la jornada de huelga de estudiantes convocada por la Plataforma Unitaria en Defensa de la Universidad Pública (PUDUP), ha sido vigilada por numerosas dotaciones de los Mossos d'Esquadra que no han intervenido pese a que algunos manifestantes han arrojado huevos y pintura a la sede de la Bolsa y han intentado quemar un cajero automático en la calle Provenza y una bandera europea durante el recorrido.

Los estudiantes quieren mostrar con esta nueva movilización en las universidades catalanas su malestar por el incremento de las tasas universitarias, que para algunos estudiantes en Cataluña asciende al 66%, según su renta familiar, y por el 'desmantelamiento general' de estos centros públicos.

La representante de la PUDUP Gisela Camarero ha declarado al iniciarse la marcha que el curso se inicia de esta manera 'por culpa de CiU, que ha aumentado las tasas universitarias de tal manera que provoca una elitización total y profunda de las universidades públicas y también que una gran parte de los estudiantes tengan que endeudarse para poder pagar sus estudios'.

Según Camarero, este curso se habían matriculado un 10% menos de estudiantes en la universidad, aunque no hay todavía datos oficiales, de lo que ha culpado al secretario de Universidades de la Generalitat, Antoni Castellà.

Al pasar frente al edificio de la Bolsa, que no estaba protegido como en otras ocasiones, algunos manifestantes han arrojado bolsas de pintura y huevos contra la fachada y han hecho una pintada en la que pone: 'Universidad Pública'.

En otra calle han intentado quemar, sin éxito, un cajero automático de Caixa Catalunya y han pintado la palabra 'lladres' (ladrones) en una de las vidrieras de la sucursal bancaria.

Una vez han alcanzado la sede de CiU, vigilada por la policía autonómica, los manifestantes han arrojado pintura amarilla y roja contra la fachada y permanecen concentrados allí gritando consignas reivindicativas.