Público
Público

11 controladores y 36 más

Notas internas de la Guardia Civil sacan a la luz que, en pleno caos aéreo, 47 técnicos se presentaron a la vez en la torre de control del aeropuerto de Barajas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los guardias civiles que permanecían en la torre de control del aeropuerto de Barajas no salían de su asombro. Eran las 14.00 horas del pasado sábado, en pleno caos aéreo por la huelga encubierta de los controladores, cuando en el centro de control del aeródromo madrileño se presentaron en un corto espacio de tiempo 47 técnicos en lugar de los 11 que supuestamente debían incorporarse a esa hora a realizar el cambio de turno.

De todos ellos, finalmente sólo se quedaron los que tenían asignado servicio. Los otros 36 se marcharon tras aseguran a los agentes que custodiaban el lugar que se habían personado para solidarizarse con sus compañeros obligados a trabajar. Desde allí, los 36 se fueron al cercano Hotel Auditorium, donde los dirigentes de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (Usca) se encontraban reunidos.

Ese incidente aparece recogido en notas internas del instiuto armado a cuyo contenido ha tenido acceso Público y en las que los guardias civiles recogían las novedades que se producían. Fue el suceso más llamativo, pero no el único que quedó reflejado en documentos internos del instituto armado durante aquella horas. Ese mismo sábado, la comandancia de Madrid, a petición de la fiscalía, elaboró una diligencia en la que aparecían con nombres y apellidos los controladores que se habían presentado a los turnos tras estallar la crisis y los que, pese a tener que hacerlo según los listados de AENA, no lo habían hecho.

Así, un coronel y cuatro agentes del Equipo de Vigilancia Aeropuertaria (EVA) que la Guardia Civil tiene destinado en Barajas, y que acudieron junto a un oficial del Ejército del Aire a tomar el control de la torre, dejaron constancia en dicho documento de que en la madrugada del sábado debían haber estado en el lugar un jefe de sala, dos supervisores, 12 controladores y dos suplentes, estos últimos únicamente localizables. Sin embargo, sólo encontraron al máximo responsable, a una supervisora y a cinco controladores, adelantó ayer la Cadena Ser.

En el siguiente turno, que se inició en la mañana del sábado, de las 18 personas y tres suplentes que debían entrar de servicio, la Guardia Civil reflejó la falta de ocho y la imposibilidad de localizar a los tres últimos. La diligencia detalla nombres y apellidos de los presentes y los ausentes.

Son estos documentos los que han servido a la Fiscalía de Madrid para llamar a declarar a partir de hoy a decenas de controladores. Guardia Civil y policía llevan desde el domingo entregando citaciones a estos en sus casas para que acudan voluntariamente. Eduardo Esteban, fiscal jefe de Madrid, subrayó ayer en la Cadena Ser que van 'a investigar a todos los controladores que, o dejaron de comparecer a su puesto de trabajo... o se marcharon de él'.