Público
Público

111 inmigrantes llevan seis días en una fragata española

El buque de guerra se encuentra frente a las costas de Malta. Ningún país de la zona acepta el desembarco.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Seis días en alta mar, a bordo de una fragata española y a la espera de que la OTAN decida cuál será su destino. Así llevan desde el domingo 111 inmigrantes subsaharianos, tunecinos y libios que fueron rescatados ese día por efectivos de la Armada, después de que la embarcación en la que viajaban sufriera un accidente en aguas internacionales.

El grupo, en el que hay 17 mujeres (cuatro de ellas embarazadas) y ocho niños, había partido de la localidad libia de Zawiyah y llevaba dos días en el mar cuando fue avistado por un remolcador chipriota que alertó de su situación a la OTAN, informaron fuentes del Ministerio de Defensa.

No tenían comida ni agua y el motor de la pequeña embarcación estaba averiado. Esas mismas fuentes especificaron, además, que la barcaza 'hacía aguas' por lo que si la Armada no hubiera actuado 'podría haber naufragado'.

El mando de la operación de la Alianza Atlántica para garantizar el embargo de armas a Libia movilizó entonces a la fragata española Juan de Borbón -que participa en la citada misión- y que acudió en rescate de la embarcación que estaba, en ese momento, a 78 millas náuticas de las costas de Túnez.

Los militares españoles les prestaron asistencia médica, les dieron alimentos y mantas para soportar las condiciones climatólogicas en alta mar, según explicó la ministra de Defensa, Carme Chacón, el pasado lunes en el Congreso. Según informaron desde su departamento, la fragata puso entonces rumbo a aguas internacionales frente a las costas de Malta, siguiendo órdenes del mando de la OTAN. Dichas fuentes especificaron que 'en ningún momento' recibieron orden de llevar a los inmigrantes a ningún país en concreto.

Malta denunció que la OTAN tratara de llevar a los rescatados a su costa Pero el ministro de Interior y de Justicia de Malta, Carmelo Mifsud Bonnici, aseguró el jueves que si la fragata estaba en aguas internacionales era por la negativa de su Gobierno a acoger a los inmigrantes. Según recogió en su edición de ese día el periódico Times of Malta, Mifsud criticó la decisión de la Alianza Atlántica de desviar el buque español hasta sus costas ya que, al ser interceptada, la barcaza estaba a sólo 78 millas de Túnez, a 88 de la isla italiana de Lampedusa y a 141 de su país.

Mifsud sostuvo, además, que había discutido acerca de este tema con su homólogo español, Antonio Camacho, a quien le habría transmitido que la decisión 'unilateral' de la fragata de desembarcar en Malta fue 'extraña'. El ministro del Interior maltés incidió en que el problema con el rescate no es un litigio con Italia o España sino que se trata de una cuestión de respeto de la soberanía maltesa. 'El problema no es Malta, es la OTAN', afirmó, según informa Europa Press.

Fuentes de Defensa especificaron que si la fragata se encuentra a pocas millas de Malta es por la posibilidad de que haya que realizar 'una evacuación de emergencia' a algún hospital en tierra dada la delicada situación de salud de algunos de los inmigrantes.

La versión oficial es que la OTAN sigue negociando con los países de la zona para ver quién acoge finalmente a ese centenar de personas. Pero el tiempo que llevan a bordo de la fragata -seis días-, en un mar de dimensiones reducidas como el Mediterráneo, hace presagiar que nadie quiere hacerse cargo de ellos. Defensa no especificó ayer la localización exacta de la fragata, ni si se encuentra navegando o está en un punto quieto. Tampoco lo concretó el mando de operaciones de la OTAN, que remitió la cobertura informativa del suceso a 'las autoridades españolas'. Lo que sí quisieron dejar claro desde el departamento que dirige Carme Chacón es que hasta que se produzca el desembarco los militares proporcionarán alimentos y asistencia sanitaria a los inmigrantes.

Defensa asegura no haber recibido órdenes de llevarlos a ningún puerto

El diputado de IU, Gaspar Llamazares, criticó ayer la actuación del Gobierno. Dijo que 'hay obligaciones ineludibles que están recogidas en el derecho del mar' y que, según él, no se han cumplido en la gestión del conflicto. 'Al estar en la fragata, están en territorio español, por lo que deberían traerles a nuestro país', advirtió. Por eso emplazó al Ejecutivo a que no deje que los inmigrantes 'se pudran' y asuma 'esa responsabilidad'.

La polémica sobre el trato de la OTAN a los inmigrantes que navegan en alta mar se remonta al pasado mes de mayo, cuando una investigación del diario británico The Guardian destapó el caso de una patera que naufragó en una zona bajo control de la Alianza Atlántica provocando la muerte a 61 de ellos.