Público
Público

145.000 euros de multa para el asador 'protabaco' de Marbella

La Junta de Andalucía propone esta cantidad al considerar su actitud una "falta muy grave" y avisa de la posibilidad de cierre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Junta de Andalucía ha propuesto imponer una sanción de 145.000 euros al restaurante 'Asador de Guadalmina' de Marbella, que se negó a aplicar la Ley Antitabaco. La Junta considera que ha cometido una falta muy grave al incumplir reiteradamente un requerimiento de la autoridad sanitaria y le ha comunicado la posibilidad de cierre del local.

La delegación provincial de Salud, que ha notificado la propuesta al propietario, José Eugenio Arias, le ha comunicado la posibilidad de que se tomen medidas cautelares como el cierre, al considerar que 'la actitud de este hostelero supone un quebranto de la Ley General de Sanidad'.

Además, le advierte de que, iniciado el procedimiento sancionador, el órgano competente podrá adoptar, entre otras, la suspensión total o parcial de la actividad; la clausura de centros, servicios, establecimientos o instalaciones y la exigencia de fianza.

La notificación informa al propietario de que 'la sanción se produce atendiendo al grado de intencionalidad, ya que el interesado en todo momento es consciente de la infracción que está cometiendo y en ningún momento manifiesta que va a deponer su actitud'.

En el expediente de la Junta la infracción 'muy grave' por el incumplimiento reiterado de los requerimientos podía suponer una multa de entre 10.001 y 600.000 euros. La administración autonómica requirió oficialmente al dueño del asador que depusiera su actitud, retirara los carteles que incitaban al tabaco y cumpliera la normativa.

El propietario se plantea crear una sociedad gastronómica 

Al dar a conocer la notificación del inicio del expediente el pasado 7 de enero, la Junta explicó que el asador podría enfrentarse a otro procedimiento sancionador por parte del Ayuntamiento de su ciudad por desobedecer la Ley Antitabaco. Se trasladaron entonces al consistorio marbellí las actas levantadas al asador para que abriera otro expediente sancionador por infracción 'grave', lo que derivaba en una sanción de entre 601 y 10.000 euros.

El propietario del asador no descartó semanas atrás crear una sociedad gastronómica, a la que sólo podrían acceder los socios y donde no cabrían prohibiciones de ningún tipo.