Público
Público

El 15-M se cuela en el discurso político

Los partidos buscan ganarse a los indignados con guiños a sus propuestas en materia económica y social

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ya sea en forma de guiño, de declaración de intenciones o de leve aproximación. Pero si algo hay claro es que, en sus dos meses de existencia como grupo ciudadano activo, el Movimiento 15-M ha logrado colarse en las agendas y los discursos de políticos de uno y otro signo. La cercanía todavía incierta de las elecciones generales lleva a los diferentes partidos a buscar y rebuscar estrategias para ofrecer su cara más amable a un movimiento que ha hecho de la distancia entre políticos y ciudadanos uno de sus principales emblemas.

En su primer discurso como candidato a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba desplegó un esquema del programa electoral del PSOE en el que no era difícil identificar propuestas que giran en la órbita de las demandas de los indignados. Entre ellas, anunció la intención de hacer que los bancos y las cajas destinen parte de sus beneficios a crear empleo o propuso una reforma del sistema electoral basada en el modelo alemán, que prima la proporcionalidad.

La apuesta por la remodelación del actual sistema de reparto de escaños en el ámbito autonómico es el único eslogan que el PP puede intentar vender a los indignados. Los conservadores, con la presidenta madrileña Esperanza Aguirre al frente, han apelado a la necesidad de 'acercar la política al ciudadano'. Sin embargo, la experiencia demuestra que el aumento de las circunscripciones que persigue el PP en Madrid no favorece la representatividad y beneficia a la lista más votada. El ejemplo de Murcia, con cinco circunscripciones y abrumador peso del PP, lo confirma.

El catedrático Pablo Oñate duda de que el 15-M vaya a cambiar la política

El catedrático de Ciencia Política de la Universidad de Valencia Pablo Oñate tiene claro por dónde andan estos anuncios: 'Son más guiños a la galería que otra cosa. Los grandes partidos no están por la labor de reformar un sistema electoral que les favorece. Tampoco van a tomar medidas contra la supeditación del poder político al económico', asegura.

También en un intento de acercarse al 15-M, la mayoría del Congreso aprobó el martes una moción no vinculante que insta al Gobierno a que dé respuestas a las demandas planteadas por el 15-M. Unida a otras peticiones como el último empujón a la Ley de Transparencia Pública que, según fuentes gubernamentales, se aprobará en la presente legislatura, el intento de la izquierda minoritaria de desbloquear la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) sobre la dación en pago o la aprobación de medidas de protección para los embargados, esta iniciativa también planea sobre el terrenoabonado por los indignados.

Esther Vivas, miembro del Centre d'Estudis sobre Moviments Socials (CEMS) de la Pompeu Fabra (UPF), cree que estas acciones forman parte de una estrategia de 'marketing político frente a una opinión pública indignada'. Sin embargo, sí opina que reflejan 'la presión que es capaz de ejercer el 15-M'. '[Los políticos] han buscado más conectar con ese malestar que buscar cambios reales en el sistema', asegura.

El líder del Ejecutivo andaluz, José Antonio Griñán, también ha defendido una iniciativa con la que pretende 'avanzar en la participación de los ciudadanos en la actividad legislativa'. Es el llamado escaño 110, que permitirá a los ciudadanos defender 'personalmente' sus iniciativas en el pleno y en las comisiones. Oñate, sin embargo, también es crítico con esta medida. 'Es más una pose que otra cosa, cuando haya una votación va a ser difícil que ese voto tenga relevancia', asegura.

'Compartimos una parte de la reflexión [del movimiento]', afirma Valenciano

Pero el escaño 110 no es la única acción emprendida en Andalucía en las últimas semanas que persigue acortar la distancia entre políticos y ciudadanos. El viernes, los diputados socialistas y conservadores del parlamento autonómico difundieron sus ingresos durante la legislatura. IU ya había hecho públicos los suyos el pasado miércoles.

Elena Valenciano, directora del Comité Electoral del PSOE, acepta que la presencia del  15-M ha 'influido' en su partido, pero asegura que muchas de las 'reflexiones' que hace el movimiento ya preocupaban en el seno de la formación. 'Es más que un guiño, es compartir una parte de la reflexión. Que los políticos están alejados de los ciudadanos es algo que sienten los representados, pero también los representantes', asegura.

'Nos importa empoderar a la gente', dice desde IU Marga Ferré

A principios de julio, IU lanzó la propuesta de abrir su programa a la participación ciudadana. Su impulsor, José Luis Centella, secretario de Acción Política de IU, acepta que la iniciativa está 'atravesada por el espíritu del 15-M'. 'Es evidente que cualquier acción política hoy día recibe el influjo del movimiento de los indignados, sin querer ser sus portavoces', asevera. Por su parte, Marga Ferré, secretaria de Programas de la federación, intenta buscar vínculos entre IU y el 15-M: 'El objetivo es el mismo, lo que nos importa es empoderar a la gente', afirma.

Julio Alguacil, profesor de Sociología de la Carlos III, sostiene que el 15-M ya ha conseguido 'logros importantes', pero supedita su éxito a la persistencia en el tiempo. 'Están teniendo repercusión en el ámbito municipal y estoy seguro de que la acabarán teniendo en el económico', asegura. El profesor Pablo Oñate es algo más pesimista: 'El 15-M tendrá el efecto típico de cualquier movimiento ciudadano, influir en la agenda, pero dudo que vaya a cambiar radicalmente el sistema financiero o a transformar la manera de hacer política'.

Rubalcaba
Reforma electoral
En su primer discurso como candidato, Rubalcaba propuso una reforma del sistema electoral basada en el modelo alemán, que favorece la proporcionalidad. Además, anunció la intención de hacer que las entidades financieras destinen parte de sus beneficios a crear empleo y planteó la posible recuperación de un impuesto sobre el patrimonio que grave a las rentas más altas.

Participación ciudadana
Iniciativa de la izquierda
IU, ICV, ERC, BNG y PSOE aprobaron el pasado martes una moción no vinculante que exige al Congreso que abra “cauces de consulta y diálogo” para dar respuesta “a las demandas de la ciudadanía”.

Transparencia
A la espera de legislación
El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, prometió que en “próximas semanas” el Gobierno presentará su proyecto de Ley de Transparencia que hace un año anunció como inminente su antecesora.

Izquierda Unida
Programa abierto
IU ha abierto la redacción de su programa electoral a la participación ciudadana con el objetivo de “propiciar la participación y la implicación de lo más dinámico de la izquierda social, sindical, cultural y política”.

Dación en pago
Desbloqueo de la ILP
La izquierda minoritaria en el Congreso ha reclamado a la Cámara baja el desbloqueo de una ILP sobre la dación en pago registrada por una formación ligada a intereses inmobiliarios en el País Valencià para que, de esta forma, pueda tener vía libre el texto presentado por sindicatos e hipotecados.

El escaño 110 andaluz
Asiento ciudadano
Griñán introdujo un escaño en el Congreso que permitirá a los ciudadanos defender personalmente, en pleno y en comisión, sus iniciativas, contando con asesoramiento jurídico como si de un diputado se tratase.