Público
Público

El 15-M exige "democracia real" en la Cámara andaluza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Parlamento de Andalucía acogió ayer por primera vez a tres representantes del Movimiento 15-M. La Cámara los convocó para que dieran su punto de vista sobre la proposición de ley del PSOE que propugna la reducción del número de firmas necesarias para promover una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) de 75.000 a 41.000 y la creación del llamado escaño 110, que permitiría a los promotores de una ILP participar en su tramitación como un diputado más.

A la Comisión de Presidencia acudieron José Cosín, Rafael Palomo y Diego Cruz, impulsores de una ILP lanzada por el 15-M de Málaga que está en fase de recogida de firmas y persigue eliminar los vetos que pesan ahora sobre los temas que pueden tratar las iniciativas promovidas por los ciudadanos. Ahora están prohibidas las ILP sobre materias económicas, de redistribución de la riqueza o de empleo.

Los indignados promueven una nueva ley de consultas populares

'Comparecemos no como representantes del 15-M, sino como promotores de la ILP del 15-M', dijo Cosín, que tomó la palabra el primero y exigió a los diputados que hagan el 'esfuerzo de pasar de una democracia representativa a un estadio superior: una democracia participativa, directa y real'. A continuación, Cosín y Palomo hicieron una serie de recomendaciones a los partidos políticos para su inclusión en la ley que promueve el PSOE. Que el escaño 110 se aplique de manera retroactiva a las ILP en curso; que se extienda a los mayores de 16 años la posibilidad de apoyarlas; que se amplíe a las asociaciones de interés público de Andalucía la potestad de promoverla; que se liberen los vetos que las 'cercenan', la rebaja del número de firmas; facilitar la recogida de firmas permitiendo a los fedatarios tomar posesión en la provincia en la que viven ahora tienen que trasladarse a Sevilla; la liberación de un crédito presupuestario que acompañe a la admisión a trámite de la ILP para facilitar la recogida de firmas; tener un espacio de promoción en la RTVA; poner los servicios jurídicos del Parlamento al servicio de los impulsores de iniciativas legislativas y la aprobación de una ley de consultas populares en Andalucía.

La respuesta de los tres partidos con representación en el Parlamento andaluz fue diferente. Mientras IU dio su respaldo a los representantes del movimiento, el PSOE se comprometió a escuchar sus aportaciones y el PP se limitó a darles la bienvenida y agradecerles su presencia.

IU los respaldó, el PSOE los escuchó y el PP se limitó a darles la bienvenida

El coordinador de IU, Diego Valderas, recordó que su formación ya había propuesto en varias ocasiones una ley de consultas populares y siempre 'ha encontrado la oposición del PSOE'. Valderas destacó también la 'coincidencia' de su partido con los puntos reivindicados por el 15-M.

José García Giralte, parlamentario socialista, manifestó que el PSOE escuchará sus propuestas y les manifestó que el presidente andaluz, José Antonio Griñán, había escuchado sus propuestas y, por ello, ellos estaban allí y, por ello, se estaba tramitando la ley del escaño 110 y una batería de medidas de calidad democrática, entre las que está la incompatibilidad entre alcalde y diputado.

La parlamentaria Teresa Ruiz-Sillero se pronunció por el PP y les dio la bienvenida. Luego, puso en valor que su partido apoya la reducción del número de firmas para promover una ILP, agregó que el PP, donde gobierna, impulsa la participación ciudadana en los plenos y les dio las gracias por venir.

Las protestas del Movimiento 15-M originaron un intenso debate en la política andaluza antes del verano y llevaron a todos los partidos a publicar la renta de todos sus diputados, después de que el presidente Griñán lo hiciera el primero.

Además, los grupos parlamentarios promovieron la creación de una comisión sobre transparencia y calidad democrática, que trata aún de dar respuesta a determinadas reivindicaciones. De momento, a Cosín, Palomo y Cruz, les parecen 'insuficientes' las medidas adoptadas.