Público
Público

El 15-M invita a los votantes a denunciar a pie de urna el sistema electoral

Promueve presentar reclamaciones ante las mesas el próximo domingo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

DNI, papeletas (en el caso de que se haya optado por ejercer el derecho al voto) y hojas de reclamaciones. Ese es el kit que la plataforma Democracia Real Ya (DRY), integrada en el Movimiento 15-M, promueve que lleven a los colegios electorales el próximo domingo los ciudadanos disconformes con el sistema electoral vigente y la democracia representativa.

Para ello, han puesto en marcha una iniciativa a la que han denominado DoRiYakiTU y con la que pretenden informar a los indignados con el sistema electoral sobre su derecho a presentar reclamaciones a pie de urna, por escrito y por la vía administrativa correspondiente.

Los indignados dicen que quieren reclamar otro modelo electoral, no «torpedear» el 20-N

Para fundamentar su derecho a formular quejas en las mesas electorales, los promotores de esta iniciativa recurren al artículo 99 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) que dictamina que 'el presidente, los vocales y los interventores de la mesa firmarán el acta de la sesión' y consignarán a la Junta Electoral Provincial 'las reclamaciones y protestas formuladas, en su caso, por los representantes de las listas, miembros de las candidaturas, sus apoderados e interventores y por los electores sobre la votación y el escrutinio'.

Kike Castelló, portavoz de DRY, asegura que el objetivo de esta iniciativa es 'dejar constancia del desacuerdo con la Ley Electoral o el sistema bipartidista que perjudica a los partidos minoritarios', unas reclamaciones que no se ciñen exactamente a los términos 'sobre la votación y el escrutinio' que incluye la LOREG.

Fuentes de la Junta Electoral Central insistieron ayer en que esta es 'una situación nueva', por lo que es complicado 'aventurar' cómo se desarrollará. En este sentido, vuelven a recordar que la legislación actual garantiza 'el derecho de los electores a reclamar sobre aspectos relacionados con el desarrollo del proceso de votación y escrutinio, pero no sobre otros asuntos'. Asimismo, señalan que la LOREG 'no dice nada' del proceso por el cual debe hacerse la reclamación. En cualquier caso, DRY difunde a través de internet modelos de formulario de reclamación que aconsejan llevar por duplicado el domingo para que sean compulsados por la mesa.

La Junta Electoral admite que es legal presentar quejas pero limita su contenido

La pelota podría caer entonces sobre el tejado de los presidentes de las mesas electorales, admiten en la Junta Electoral. 'En el caso de que se formara un gran alboroto o de que esta acción pudiera ser considerada como una concentración, el presidente de la mesa podría decidir que eso perturba el desarrollo de la jornada electoral y acudiría entonces a la Junta Electoral', asegura un portavoz de este órgano.

Castelló recuerda que DRY pretende 'movilizar a la ciudadanía informando de que existe la opción de reclamar', pero en ningún momento quiere 'torpedear' el proceso electoral. Asegura, además, que los ciudadanos que reclamen lo harán de forma 'personal' e 'individual'. En este sentido, DRY recomienda 'proporcionar las explicaciones necesarias' a los miembros de la mesa y explica que esta acción 'se mantiene al margen del sistema de elección y reparto de escaños'.