Público
Público

El 15-M se prepara para las protestas del domingo

Las acampadas siguen en Sevilla, Valencia y Bilbao

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las carpas han desaparecido, al igual que la guardería, el huerto, la biblioteca, el comedor y la enfermería. Pero la huella del 15-M se mantiene en la Puerta del Sol de Madrid.

No sólo por la placa conmemorativa colocada a los pies de la estatua de Carlos III o por las tiendas de campaña de los indignados que han decidido permanecer en la plaza por su cuenta.

La organización ha decidido, además, mantener un stand informativo en el kilómetro cero. Lo mismo ocurrirá en aquellas plazas del Estado de las que también se han levantado las acampadas.

Juan Cobo, uno de los portavoces de Acampada Sol, explica que la organización de estos puntos de información es aún 'primitiva', si bien la idea es que las distintas comisiones se vayan turnando cada día o cada semana. El objetivo, explica, es crear un punto de 'contacto directo' con los medios de comunicación, sobre todo de cara a la gran manifestación que tendrá lugar el próximo domingo en la capital.

Marchas similares recorrerán las principales capitales de España para denunciar el Pacto por el Euro, el acuerdo alcanzado por los países que comparten esa moneda para hacer frente a la crisis. Entre otras medidas, contempla revisar los sistemas de pensiones o avanzar en la privatización de las cajas de ahorros.

El domingo, el 15-M se trasladó de Sol a las calles de Madrid. Miles de indignados cortaron la Gran Vía y se movilizaron de madrugada hasta la plaza de Cibeles en su fin de fiesta reivindicativo. Pese al desmantelamiento de la acampada, varias decenas de personas decidieron seguir en sus tiendas de campaña en la Puerta del Sol. Portavoces de la organización oficial explicaron que, a pesar de que estos indignados 'están al margen' de Acampada Sol, la organización 'no abandona a nadie'. No descartan, por ello, que los acampados reciban asesoramiento y ayuda de la comisión legal.

Las asambleas de otros campamentos de otras tantas ciudades españolas también decidieron que se marcharían el domingo y así lo hicieron. Pero muchas otras se mantienen. En Bilbao, la asamblea reunida ayer decidió seguir en la Plaza del Arriaga hasta el miércoles, informa Guillermo Malaina. A partir de ese día, se desmontarán la mayor parte de las tiendas pero permanecerán algunas en las que se alojarán personas en riesgo de exclusión social, explicó un portavoz.

En Sevilla, la acampada se alargará por el momento hasta el próximo domingo, y cumplirá así un mes y un día exigiendo una democracia real, informa Fran Grimaldi.

Y en Valencia, el campamento se mantendrá de forma indefinida. Allí está previsto que se celebre una protesta el jueves coincidiendo con el pleno de Les Corts en el que Francisco Camps resultará previsiblemente reelegido como president, informa Belén Toledo. Las acampadas también se mantienen en Santiago, San Sebastián, Zaragoza, Valladolid y Murcia.

La Confederación de Comercio de Madrid (Cocem) expresó hoy su satisfacción ante la decisión de los indignados de abandonar Sol. Su presidente, Hilario Alfaro, afirma que los comerciantes están “muy contentos de volver a una normalidad de la que nunca tendrían que haber salido”.

“Estamos deseando ponernos a trabajar, a vender, y recuperar la normalidad lo más rápidamente posible”, aseguró en declaraciones a la agencia Servimedia. Por su parte, fuentes de la Asociación Empresarial de Hostelería de la Comunidad de Madrid (La Viña) prefirieron mantenerse “neutrales” ante la acampada que, según insistieron, ha perjudicado a algunos empresarios del sector en “casos puntuales”. Según indicaron, el porcentaje de asociados que se han visto afectados ha sido “ínfimo”.