Público
Público

El 15-M recibe a Merkel "con la fuerza de la democracia"

Los indignados se congregan frente a la sede de la UE y junto a la embajada alemana para mostrar su rechazo a las políticas neoliberales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cientos de personas convocadas por el movimiento 15-M y Democracia Real Ya! han acudido a las puertas de la sede de representación de la Comisión Europea en Madrid para protestar contra la política 'neoliberal que Merkel nos quiere imponer a base de recortes en los derechos más básicos'.

Al grito de 'La deuda que la pague el FMI' o 'Manos arriba, esto es un atraco', los indignados han aprovechado la visita de la canciller a España para mostrar su oposición a las previsibles condiciones del posible rescate total.

Y cada manifestante lo ha hecho a su modo. Los yayoflautas, con sus ya típicos chalecos amarillos, han gritado sobre todo contra la reducción de las pensiones, mientras que algunas asambleas del 15-M han llevado en sus pancartas mensajes contra la austeridad: 'No queremos engordar a los banqueros alemanes', 'No queremos una Europa alemana' o '¡No al cuarto Reich alemán' son algunos ejemplos.

Un grupo caraterizado con trajes de lunares ha cantado una versión modificada, en tono irónico, de la canción de la película 'Bienvenido, Mr Marshal': 'La Merkel ha venido, olé salero, con mil recortes, y para el Marianito, si no se porta, dos mil azotes. Ya se jartaron de yogur griego sus amiguitos y ahora les apetece una tortilla y un gazpachito', rezaba la primera estrofa.

'España, Grecia, Italia y Portugal, nuestra lucha es internacional'

Durante la concentración, se han podido escuchar llamadas a la unidad con otros movimientos sociales europeos. 'España, Italia, Grecia y Portugal, nuestra lucha es internacional' o 'Aquí hace falta ya, en Europa, en Europa, aquí hace falta ya una huelga general', han sido dos de los eslóganes que han resonado con más fuerza.

Tras permanecer cerca de una hora frente a la sede europea, los indignados se han desplazado hasta la embajada de Alemania, donde han seguido coreando frases contra la troika y las políticas de austeridad hasta que han decidido disolverse, sin que se haya producido ningún incidente con las fuerzas de seguridad.


Los convocantes han leído un manifiesto en el que han denunciado el resultado de las políticas neoliberales, reflejada en dos ejemplos, América Latina y África, 'cuando lo llamaban medidas de ajuste estructural'.

'Las políticas de ajuste no funcionan y desmantelan la democracia'

'Están hipotecando nuestro futuro mientras destruyen políticas sociales' con el objetivo, han denunciado, de 'pagar los intereses de la deuda'. 'Ya poco nos pueden quitar, pero llegará el día en que nos habrán quitado todo, y habrá sido por callarnos y no protestar', han afirmado.

Los indignados han asegurado que las políticas de ajuste 'no funcionan', pero además 'desmantelan la democracia', se le da el poder a los 'especuladores financieros', de los que Italia, España, Portugal, Grecia e Irlanda serían 'países rehenes'.

Ante esto, han realizado un llamamiento a 'construir alternativas, paso a paso, empezando por la movilización', para 'responder con la fuerza de la democracia' y lograr así 'construir nuestro futuro'. El manifiesto ha concluído con una frase, 'no debemos, no pagamos', que ha sido rápidamente coreada por los presentes.