Público
Público

El 15-M vuelve a la calle "desmontando mentiras"

La plataforma Re-Acción Ciudadana se manifiesta en Madrid para defender los servicios públicos y pedir una auditoría de la deula y una banca pública democratica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alrededor de 2.000 personas han recorrido este sábado el centro de Madrid para protestar contra la deuda y los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy. La manifestación ha sido convocada por el Grupo de Trabajo Transversal Re-Acción Ciudadana 15-M, surgido de las asambleas del movimiento de los indignados, y a la que se han sumado otros colectivos y sindicatos alternativos. Bajo el lema 'desmontando mentiras, construyendo alternativas' los manifestantes pretenden responder a los argumentos que utiliza el ejecutivo para justificar las medidas de austeridad que están imponiendo en el país.

Pese a que las convocatorias del 15-S y el 25-S 'nos ha quitado mucha difusión', Meli Salas, activista de la plataforma convocante, valora la movilización como 'positiva'. Entiende que el eco con el que cuentan tanto los sindicatos como la llamada a 'rodear el Congreso', que ha acaparado la atención de los medios y las autoridades, ha restado difusión a su convocatoria y por eso se siente 'satisfecha' con la asistencia a esta protesta con unos contenidos reivindicativos más claros y elaborados. Y frente al 25-S, que ha traído mucha controversia dentro del movimiento, la activista ha aclarado que 'no nos pronunciamos'.

La marcha ha caminado por Madrid haciendo gala de la heterogeneidad que caracteriza al movimiento 15-M. En una amalgama de pancartas y lemas se entremezclaban la 'marea azul' contra la privatización del agua, las asambleas de barrio cada una con su propio lema, los trabajadores en defensa de la Sanidad pública y sindicatos como CGT y CNT. 'Peperos y sociatas, nos tratan como ratas', 'España entera como Marinaleda' y 'vuestra deuda no la pagamos' han sido algunos de los lemas que han coreado los manifestantes.

El recorrido, que comenzaba en Atocha, ha pasado por puntos simbólicos de las reivindicaciones para señalar a las autoridades contra las que protestan. Y en cada uno de esos lugares un portavoz de cada una de las plataformas presentes ha leído un comunicado.

Los convocantes lamentan que el 15-S y el 25-S les han quitado 'mucha difusión'Así, la manifestación ha echado a andar poco después de las 18:00 y ha pasado por el Ministerio de Sanidad para protestar contra los 'recortes y privatizaciones' y por el lado de Neptuno donde se encuentra la bolsa para decir 'no a la reforma laboral, el desempleo y a la UE de la banca y las grandes empresas'. Luego ha subido por el Banco de España para defender el 'derecho a la vivienda' frente a la especulación y gritar 'no al rescate bancario'. También han mostrado su repulsa a los recortes y privatizaciones frente al Ministerio de Educación y, finalmente, en Hacienda han reclamado 'no pagar la deuda'.

'Asegurar unas condiciones de vida dignas para la población debería ser la prioridad de la política, y la justicia social y ambiental su principio rector'. Así lo declara en su comunicado la  plataforma convocante, que coloca la deuda como el centro de la reivindicación, pues en su nombre se llevan a cabo los recortes sociales.

Como alternativas, el 15-M apuesta por realizar una auditoría de la deuda que 'delimite quiénes son sus responsables y quiénes se han beneficiado de ella', así como crear una banca pública, implantar un sistema fiscal progresivo y justo, 'que grave más a quienes más tienen' o perseguir la evasión de impuestos y prohibir los paraísos fiscales.

Meli Salas recuerda que esta movilización no es más que una 'continuación de la lucha' y que la próxima cita tendrá lugar el 13 noviembre bajo el lema 'No debemos. No pagamos' para protestar exclusivamente contra la deuda, que se devuelve a los bancos 'con recortes y privatizaciones'.