Público
Público

Unos 200 controladores aéreos solicitan rescindir su contrato

AENA rebaja a 180 las peticiones y asegura que le corresponden 20 días por año  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de siete meses desde el comienzo del conflicto laboral entre AENA y los controladores, y tras la negociación de un nuevo acuerdo colectivo para el sector, ha habido reunión. Han asistido el Ministro de Fomento, José Blanco, el presidente de AENA, Juan Ignacio Lema, y el portavoz de Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), César Cabo.

En esta cita el sindicato le ha transmitido al ministro que unos 400 controladores quieren rescindir sus contratos por el cambio de las condiciones laborales, cifra que AENA reduce a 180 y que, más tarde, los propios controladores han establecido entre 200 y 180.

USCA precisó que estos trabajadores se acogen al artículo 50 del estatuto de trabajadores que establece que si se modifican las condiciones laborales se puede pedir la rescisión de contrato con una indemnización de 45 días por año de servicio.

Cabo explicó tras la reunión que en el convenio vigente se contempla que si hay un cambio en dichas condiciones, como ha establecido la nueva legislación aprobada por el Ministerio, los trabajadores pueden optar por esa rescisión del contrato y la correspondiente indemnización.

Él mismo señaló que estas peticiones las tiene que resolver el juez, pero que lo consideran un 'tema preocupante' del que han informado hoy al ministro. Continuó expresando el deseo de que el acuerdo de mínimos alcanzados en agosto permita concluir con un acuerdo definitivo en la negociación del nuevo convenio colectivo, y que así se establezcan una estabilidad laboral en la profesión.

Por su parte, José Blanco ha afirmado que comienza a trabajar de forma conjunta para abordar los desafíos en la navegación aérea, con el objetivo de ser más competitivos en el futuro cielo único europeo.

Tras la reunión, se refirió a que un mejorado convenio colectivo permitirá bajar los costes y las tasas de navegación aérea, así como 'introducir criterios de eficiencia y competitividad'. Estos cambios tendrán su efecto positivo en 'los ciudadanos que utilizan el transporte aéreo, en beneficio de las compañías aéreas y del país'.

La percepción del portavoz de USCA es que la actitud del ministro de Fomento ha sido 'muy receptiva' y que el encuentro transcurrió en un tono 'dialogante'.