Público
Público

El 23% de los catalanes quiere el derecho a la independencia

El CIS constata que el centralismo recupera posiciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Goza de buena salud el Estado de las autonomías tras la segunda descentralización iniciada en 2005 con las reforma estatutarias? La radiografía que dio a conocer ayer el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), a través del barómetro autonómico, pone de manifiesto que las comunidades están razonablemente satisfechas, en general. El 42,3% de los consultados estaba de acuerdo con un Estado como el actual. Sin embargo, en aquellas comunidades con un sentimiento nacionalista acusado, una parte relevante de sus ciudadanos siguen reclamando la independencia.

En Catalunya, por ejemplo, el 23,6% de los encuestados preferiría que el Estado permitiese a las autonomías independizarse, casi tres puntos más que en el sondeo anterior de diciembre de 2005. En el País Vasco, optaron por esta fórmula de organización territorial el 21,9% de los ciudadanos consultados. El interés independentista, en el caso de Euskadi, se ha contraído siete puntos en estos últimos cinco años, y se ha mantenido intacto en la Comunidad Foral de Navarra. En Galicia y en Canarias el deseo de que el Estado reconozca la capacidad de independizarse a las comunidades es marginal, con un 1,7 % y un 2,6%, respectivamente.

La encuesta del CIS, realizada entre enero y marzo de 2010, también pone de relieve cierto reforzamiento del centralismo frente a la tendencia descentralizadora. En Catalunya se ha duplicado el número de ciudadanos que se muestran partidarios de un Estado con un único Gobierno central sin autonomías. Si en 2005, el 4,5% de los consultados eligió esta opción, ahora lo hace el 10,7%. Con este porcentaje se coloca casi al nivel de otras comunidades como Galicia, con un 13,3%, o Canarias, con un 9,4%. La excepción se registra en el País Vasco, donde tan sólo un 1,8% de los encuestados abogaba por un Estado sin autonomías, medio punto menos que en 2005.

En cuanto al sentimiento identitario, las comunidades siguen mostrando mayoritariamente su doble identidad. El 41,3% de los ciudadanos consultados en Catalunya se sienten tan catalanes como españoles, 3,5 puntos menos que hace cinco años. Sólo un 8,2% se identifica únicamente como español y un 13,6%, como catalán. En Euskadi, sin embargo, el porcentaje de encuestados que se sienten sólo vascos asciende al 23,7%, que supone unas décimas menos que en 2005. El doble sentimiento, 'tan español como vasco', es la opción elegida por el 36,3% de los ciudadanos. En Galicia, apenas ha variado el porcentaje de gallegos que se identifica sólo con uno de los dos sentimientos, si bien comparten la doble identidad el 68,7%. Desde 2005, ha aumentado ocho puntos.