Público
Público

Un 25% más de muertes en la operación salida

El primer fin de semana de agosto se convierte en el más trágico desde 2009.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las estadísticas de tráfico dieron este fin de semana una mala noticia. Los 20 fallecidos durante los tres días de operación salida de agosto suponen un incremento del 25% respecto al número de muertos en el mismo periodo del año anterior, cuando fueron 16. La cifra es incluso peor a la del fin de semana del 15 y 16 de agosto de 2009, el más trágico del año pasado, cuando las carreteras se cobraron la vida de 18 personas.

Los datos de este primer fin de semana de agosto rompen la tendencia observada en junio y julio, meses en los se mantuvo más o menos estable la cifra de víctimas mortales: siete en el primer fin de semana de junio, 12 en el segundo, 14 en el tercero y 13 en el cuarto. En julio, mejoraron las estadísticas: nueve en el primer fin de semana, 11 en el segundo y en el tercero, y nueve en el cuarto. Pese al repunte, en lo que va de 2010 han perdido la vida en las carreteras 945 personas, 180 menos que en 2009 en la misma fecha.

El día más trágico del pasado fin de semana fue el domingo, cuando murieron nueve personas. El sábado se registraron ocho muertes, mientras que el viernes, primer día de la operación salida, sólo se produjeron tres víctimas mortales .

De los 18 accidentes mortales registrados, el más graves se produjo en la carretera A-50, a su paso por la provincia de Salamanca. Dos personas, una de ellas un menor de 13 años, fallecieron en el siniestro. También murieron dos personas en Menorca, después de que un vehículo arrollase a un grupo de cuatro ciclistas.

En Navarra, una gamberrada provocó la muerte de un motorista. Dos jóvenes han pasado a disposición judicial acusados de derribar una señal de tráfico en medio de la calzada. Un joven de 17 años colisionó con su moto contra el obstáculo y murió.

La cuasa de la mitad de los accidentes de este fin de semana fue la distracción del conductor. La velocidad inadecuada provocó cinco, mientras que la alcoholemia es culpable de otros dos.