Público
Público

El 25-S volverá a rodear el Congreso entre el 18 y el 20 de diciembre

El movimiento se volverá a manifestar coincidiendo con la aprobación de los Presupuestos, a su juicio, "los de los recortes y la deuda"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Coordinadora 25-S tiene intención de convocar nuevas movilizaciones en los alrededores del Congreso de los Diputados entre los días 18 y 20 de diciembre, coincidiendo con la celebración del Pleno en el que, previsiblemente, la Cámara Baja dará luz verde definitiva a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2013, ' los de los recortes y la deuda', ha señalado una de las portavoces de la Coordinadora.

'El Gobierno sigue haciendo oídos sordos, además de a la ciudadanía, a otros grupos parlamentarios. Su política se la dicta quien se la dicta y ellos la ponen en marcha, y lo demás les trae sin cuidado', ha señalado, para añadir que las consecuencias de ello son que 'cada vez hay más paro' y que la Sanidad y la Educación están 'en peores condiciones'.

Asimismo, esta portavoz ha aclarado que todavía están por concretar los detalles de las convocatorias, tales como la hora y las actividades concretas que se desarrollen durante las movilizaciones, algo que decidirán en las asambleas que cada domingo celebra la Coordinadora desde que se constituyera al finales de agosto de este año. No obstante, la representante de la plataforma ha explicado que las nuevas protestas irán en la línea de las ya celebradas a finales de septiembre para pedir la dimisión del Gobierno y el inicio de un proceso constituyente, y a finales de octubre, para rechazar los Presupuestos cuando llegaron por primera vez al Congreso para comenzar a ser debatidos.

En este sentido, ha anunciado que el objetivo será rodear de forma simbólica el Congreso en el marco de una protesta pacífica que, como en anteriores ocasiones, no tienen en principio intención de comunicar por los cauces oficiales a la Delegación del Gobierno en Madrid, al entender que la difusión pública de sus convocatorias es suficiente para tomar las medidas necesarias que garanticen la circulación del tráfico y el derecho de manifestación. 'Nuestras protestas son pacíficas y cada vez tenemos más argumentos. El problema de la Delegación no es que legalices o no, el problema del Gobierno es que no quiere movilización social y por eso hace uso de todas las medidas represivas a su alcance', ha señalado, para añadir que 'la ciudadanía no tiene que tener miedo de manifestarse'.

En esta línea, la portavoz ha asegurado que la 'estrategia de criminalización' que, a su juicio, ha emprendido el Gobierno poniendo multas a los asistentes de las manifestaciones no comunicadas 'hasta en la salida del metro' y 'reprimiendo' con violencia a los congregados, no va a dar resultado. 'La gente demuestra que está harta y que sale a la calle. Está todo tan mal que no consiguen lo que pretenden, que es atemorizar a la gente', ha manifestado.

Ya son seis las ocasiones en las que los manifestantes, convocados por la Coordinadora del 25-S, han tratado de rodear el Congreso, la mayoría de veces sin incidentes, si bien durante la primera protesta del 25 de septiembre y la última, coincidente con la huelga general del 14 de noviembre, se produjeron graves disturbios que se saldaron con decenas de detenidos y heridos.