Público
Público

El 25-S vuelve al Congreso para mostrar su rechazo a los PGE

La coordinadora llama a "rodear" la Cámara de forma pacífica. Los convocantes no comunicarán su intención a Cifuentes, pues consideran que la difusión pública es suficiente para garantizar la circ

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La coordinadora 25-S, promotora de las movilizaciones en las inmediaciones del Congreso, ha convocado una nueva manifestación en Madrid para el próximo jueves. La marcha, que partirá a las 19 horas desde la Plaza de España, acabará en las inmediaciones de la Cámara Baja, donde los convocados mostrarán su rechazo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2013, cuya aprobación está programada para la mañana de ese mismo día. 

Su intención, tal y como ya hicieron a finales de octubre cuando las cuentas públicas del Gobierno llegaron por primera vez a la Cámara Baja, es denunciar 'la vergüenza' de unos Presupuestos cuyo fin, a su juicio, 'es enriquecer al rico y llevar al pueblo a la miseria total'. 'Cada vez hay más paro y la Sanidad y la Educación están en peores condiciones', ha asegurado a Europa Press una de las portavoces de la coordinadora.

En esta ocasión, la séptima que los manifestantes se concentrarán en los alrededores del Congreso para tratar previsiblemente de rodearlo, los organizadores han propuesto acudir a la cita 'vestidos de luto' para hacer más visible su rechazo a los que consideran 'los Presupuesto de los recortes y la deuda'.

'Unos presupuestos que niegan el derecho a la Justicia, a la Salud y a la Educación merecen un funeral: #20D #RodeaElCongreso de luto total!' aseguran en uno de los mensajes que ya han difundido a través de su cuenta de la red social Twitter para animar a los internautas a sumarse a la protesta. '

Aunque todavía quedan algunos detalles que la coordinadora tratará de concretar en sus próximas asambleas, la portavoz consultada ha confirmado que, al igual que las anteriores protestas, tendrá carácter pacífico y no será comunicada por los cauces oficiales a la Delegación del Gobierno en Madrid, al entender que la difusión pública de la convocatoria es suficiente para que se tomen las medidas necesarias que garanticen la circulación del tráfico y el derecho de manifestación.

'Nuestras protestas son pacíficas y cada vez tenemos más argumentos. El problema de la Delegación no es que legalices o no, el problema del Gobierno es que no quiere movilización social y por eso hace uso de todas las medidas represivas a su alcance', ha señalado, para añadir que 'la ciudadanía no tiene que tener miedo de manifestarse'.

En esta línea, ha asegurado que la 'estrategia de criminalización' que, a su juicio, ha emprendido el Gobierno, poniendo multas a los asistentes de las manifestaciones no comunicadas, 'hasta en la salida del metro', y 'reprimiendo' con violencia a los congregados, no va a dar resultado. 'La gente demuestra que está harta y que sale a la calle. Está todo tan mal que no consiguen lo que pretenden, que es atemorizar a la gente', ha manifestado, para añadir que ante ello, su respuesta será la de más movilizaciones y 'más respuesta social'.

Ya son seis las ocasiones en las que los manifestantes, convocados por la coordinadora 25-S, han tratado de rodear el Congreso, la mayoría de veces sin incidentes, si bien durante la primera protesta del 25 de septiembre y la última, coincidente con la huelga general del 14 de noviembre, se produjeron disturbios que se saldaron con decenas de detenidos y heridos.