Público
Público

Las 30 alternativas de IU a la crisis

El cónclave de diciembre discutirá un documento específico sobre la depresión económica y las posibles salidas justas. La federación ha compilado las propuestas más señeras de sus programas electoral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuatro años atrás, la crisis ya estaba allí, claro. Era inevitable que se hablase de la recesión económica en la IX Asamblea Federal de Izquierda Unida, pero desde luego no fue el tema estrella. Entonces la federación intentaba salir airosa de un tumultuoso proceso interno que acabó con la designación como líder de Cayo Lara

Ahora, en 2012, IU se enfrenta a su X Asamblea, la que se celebrará el 14, 15 y 16 de diciembre en Madrid. Nada tiene que ver con 2008. Las aguas bajan remansadas, la federación vive en la nube de los resultados de las elecciones generales del 20-N, de las autonómicas de 2011 y de las andaluzas y asturianas del pasado marzo, la contestación social no se ha extinguido... Y la crisis está ahí. Más fuerte, grave y dramática que hace cuatro años. Por eso, ante el alarmante deterioro de la situación económica, IU ha sentido la necesidad imperiosa de hacer un aparte en su congreso, de dedicar una buena parte de la reflexión a la depresión. El producto es el documento La alternativa económica de IU frente a la crisis, que aprobará mañana sábado el Consejo Político y que se completará en estos meses antes del cónclave de las aportaciones de expertos y colectivos. 

"El capitalismo no es reformable. Se trata de construir el socialismo del siglo XXI", afirma el texto

El texto, de 20 páginas y al que ha tenido acceso Público, analiza primero las causas de la crisis "sistémica" del capitalismo y el "fracaso" de las políticas de ajuste y recorte. IU sostiene que las medidas paliativas propuestas por la socialdemocracia no atacan la raíz del problema ni "representan una salida" de la crisis, puesto que sólo van destinadas a la "recomposición del dominio del capital". "El capitalismo no es reformable, no es humanizable o regulable. Por ello, no se trata de refundar el capitalismo, sino de construir el socialismo del siglo XXI", receta el documento, coordinado por el secretario federal de Economía y Trabajo, José Antonio García Rubio. 

La ponencia arriba finalmente a la actualidad, a la posibilidad del rescate para España, que IU siempre ha rechazado. A ello opone "una política de solidaridad financiera, que encamine la ayuda necesaria para superar la situación de crisis sin condiciones irracionales que reduzcan el nivel de vida de los pueblos", una política que pasaría por un "nuevo papel" más activo del Banco Central Europeo (BCE) y por una auditoría de la deuda soberana, para ver qué parte de ella es "ilegítima". El problema de fondo, analiza el texto, es que los gobiernos europeos "actúan al dictado de los especuladores". Y, en el caso de España, ninguno de los dos grandes partidos se desvían de la ortodoxia: "La diferencia de PSOE y PP se reduce a 0,4 décimas de neoliberalismo".  

Se propone un nuevo modelo producido alternativo, "una nueva sociedad"

Tan importante como el examen de las causas es para la federación el planteamiento de propuestas, y estas nuclean la segunda parte del documento. García Rubio compila y ordena todas las grandes medidas económicas que han inundado todos los documentos internos y externos de los últimos cuatro años, singularmente su programa electoral del 20-N, y que han concitado desde el principio un total consenso interno. Esas medidas tienen como eje la construcción de un nuevo modelo productivo alternativo (NPMA), "una nueva sociedad, que será una democracia política y social avanzada".  

Algunas de las propuestas más importantes son las siguientes: 

1. Desarrollo de una estrategia por la creación de empleo. Programas de empleo público para los desempleados sin subsidio. 

2. Derogación de las reformas laborales del PSOE y del PP. Subida del salario mínimo a 1.100 euros al mes y establecimiento de un salario máximo. Ampliación de la prestación por desempleo. Jornada de 35 horas semanales. Recuperación del antiguo modelo de pensiones: jubilación a los 65 años (con reducción progresiva a los 60), periodo de cotización de 15 años, cotización máxima de 35 años. 

3. Recuperación de la primacía de la negociación colectiva. Fomento de la incorporación de la mujer a la población activa. Eliminación de la figura del becario. Supresión de las empresas de trabajo temporal (ETT) y de las agencias de colocación con ánimo de lucro

4. El Estado "garantizará trabajo, seguro de desempleo, subsidio o formación a toda la ciudadanía". Apertura del debate sobre la renta básica. 

5. Introducción de la democracia en la economía, "desde la planificación sostenible hasta la gestión de cada empresa concreta". 

6. Derogación de la Ley Orgánica de Estabilidad Financiera (que mete en cintura a administraciones y cargos públicos) e incorporación a la Constitución de la garantía del gasto social. Frente a las políticas de contención del déficit, IU plantea políticas tributarias cuyos objetivos son: a) misma contribución fiscal que la media de la zona euro (6 puntos más); b) mismo gasto social que la media de la eurozona (7 puntos más); c) mismo fraude fiscal que la media de la zona euro, y d) mismo porcentaje de economía sumergida que los países de la moneda única. 

7. Los despidos con beneficios, las deslocalizaciones industriales, y las viviendas, locales y oficinas serán fuertemente penalizados. 

IU plantea la supresión de la figura del becario y de las ETT

8. Nuevo modelo productivo: cambio del mix energético. Viraje hacia las renovables. 

9. Reforma fiscal global, "justa y progresiva". Los inmuebles de la Iglesia deberán pagar el IVA. Cambios en la legalidad de las sicav. Nuevo sistema de fiscalidad verde. Combate de la economía sumergida y el fraude.

10. Creación de una banca pública para "garantizar el crédito necesario a las pymes". Prohibición de cualquier tipo de asistencia con dinero público a la banca privada. 

11. Desarrollo de un polo público "en todos los sectores estratégicos de la economía, especialmente en el energético, transporte, alimentario, comunicaciones y nuevas tecnologías". 

12. El derecho a la vivienda "será exigible". Utilización de los stocks de pisos vacíos para crear programas de viviendas de alquiler moderado. 

13. Equiparar la Ley de Transparencia –en tramitación– a la legislación de otros países europeos, y que afecte a la Casa del Rey y al Banco de España. 

14. Auditoría de la deuda y rechazo de la que "no se corresponda con el déficit generado por los servicios públicos y la protección social".  

15. Rechazo al Pacto del Euro. Que el BCE financie "directamente a los Estados y a los programas de inversión pública". 

Se insiste en la necesidad de auditar la deuda para ver su parte "ilegítima"

16. Impulso de la economía real, apoyando a las pymes. Facilitar el crédito a través del ICO y apoyo a los sectores productivos: los emergentes (energías renovables, agricultura ecológica, servicios sanitarios, servicios sociales...), los básicos (construcción, automoción, turismo, química verde), los que suponen una apuesta de futuro (mecatrónica, biotecnología médica, aparatos médicos, biocombustibles...) y los transversales (educación, transporte, tecnologías de la información...). Apoyo al cooperativismo. 

Junto a los pilares económicos, IU destaca otras propuestas en distintos ámbitos, plasmadas en la ponencia política que también debatirá la X Asamblea

17. Impulso de un proceso constituyente. Defensa de un Estado federal y laico, republicano y solidario. Referéndum sobre monarquía o república.

18. Democratización de la economía y la via pública. Referendos sobre las políticas de ajuste, los recortes y los "regalos a la banca". Regeneración de la vida democrática. Reforma de los mecanismos de participación directa de los ciudadanos.

19. Reforma del sistema electoral. 

20. Recuperación de la memoria histórica. 

21. Prioridad "absoluta" del gasto público en pensiones, desempleo y servicios públicos esenciales. Que cada derecho "esté garantizado por un servicio o poder público". 

22. Defensa de una educación pública, laica y "de calidad". 

La defensa cerrada de lo público protagoniza todos los documentos

23. Protección del Sistema Nacional de Salud en toda su extensión: público, universal, de calidad, integral, solidario y de equidad. 

24. Salida social y ecológica a la crisis. Gestión pública de los recursos naturales estratégicos. 

25. Feminismo como poder vertebrador de "todas las políticas de transformación social desde la izquierda". Erradicación de la brecha salarial de hombres y mujeres. Modificación de la Ley Electoral para consagrar las listas cremallera (50% de cada candidatura para cada sexo). Defensa del aborto libre y gratuito.

26. "Ningún ser humano puede ser ilegal y ninguna discriminación por género, raza, cultura, nacionalidad u opción sexual es aceptable ni regulable". 

27. Democratización de la comunicación y la cultura. Apuesta por la gestión pública de los derechos de autor y reivindicación del software libre. 

Se persigue un Estado federal laico, solidario y republicano

28. Nuevo proceso constituyente también en Europa, para que se apruebe una Constitución "que respete y amplíe los derechos" de todos los ciudadanos de la UE. 

29. Cierre de las bases de la OTAN y salida de España de la organización. Rechazo a la guerra "en todas sus formas". 

30. Defensa de los pueblos saharaui y palestino. Fortalecimiento de las relaciones con los "Gobiernos progresistas de América Latina". IU reitera además su "compromiso con la Revolución Cubana y con el proceso bolivariano en Venezuela", así como el apoyo a la búsqueda de la paz en Colombia. 

-IU sueña con ser Syriza y alzarse con la hegemonía de la izquierda