Público
Público

El 37% de los menores en España son ciberacosados

Según revela un estudio global publicado por Microsoft 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El acoso a menores en Internet se sitúa en España en la media mundial, alcanzando un 37%. Esta es una de las principales conclusiones extraídas del estudio elaborado en 25 países de todo el mundo y que publica hoy Microsoft. El análisis, realizado entre 7.600 jóvenes de entre 8 y 17 años, evidencia la necesidad de reforzar las medidas para proteger a los más pequeños que, en contra de lo que pudiera parecer, están muy sensibilizados al respecto.

Así, en el caso español, el estudio revela que un 63% de los niños afirma saber mucho o algo sobre ciberacoso y hasta un 81% se confiesa preocupado al respecto. Cifras que contrastan con el 19% de los encuestados que admite acosar a un tercero en la red, frente a un elevado 46% que lo hace fuera de ella. En este sentido, las cifras de acoso fuera de la red se disparan en el caso de España hasta el 71%, tan sólo un punto porcentual por debajo de la media mundial.

Dentro del 37% de los jóvenes españoles que son ciberacosados, un 17% admite recibir un trato poco amistoso, un 13% ser objeto de burlas y un 19% ser insultado. Además, las posibilidades de ser víctima de este bullying online se duplican cuando también se es acosador: la tasa de acoso entre quienes se burlan o amenazan a terceros escala hasta el 74% frente al 37% de quienes no.

Las cifras de acoso fuera de la red se disparan en el caso de España hasta el 71%

Jacqueline Beauchere, directora en el grupo enfocado a seguridad Trustworthy Computing dentro de Microsoft, sostiene que 'es importantísimo mantener el diálogo abierto con los hijos, estableciendo un conjunto de reglas acerca de lo que se puede y lo que no se puede hacer en Internet'. Una recomendación seguida por el 71% de los padres, que habla habitualmente con sus hijos sobre los riesgos que entraña Internet, y casi un 60% que les enseña cómo navegar de forma segura.

Asimismo, el estudio refleja que un 67% de los padres y madres controla el uso que hacen sus hijos del ordenador. Un uso, por otro lado, que según su frecuencia e intensidad expone al menor a mayores riesgos: más de la mitad de los encuestados asegura que son acosados cuando navegan por Internet más de 10 horas semanales, frente a la tasa del 29% de acoso de quienes navegan menos.

El informe de ciberacoso pone de manifiesto que China es, de largo, el país en el que los menores sufren más estas amenazas, con un 70%. Le siguen Singapur (58%), India (53%), Argentina (52%). A nivel global el conocimiento que los jóvenes tienen del bullying online apenas supera la mitad, con un 58% y, lo que es peor, tan sólo un 54% de ellos muestra preocupación por estas amenazas. La actitud de los padres al respecto parece jugar un papel esencial, puesto que únicamente un 29% de los niños asegura haber hablado alguna vez de este tema con sus progenitores y únicamente el 17% de éstos ha establecido un conjunto de reglas claro para evitar comportamientos negativos en Internet.

China es, de largo, el país en el que los menores sufren más ciberacoso

Fuera de la red, la tasa más elevada de acoso a menores se registra en Marruecos, con un elevado 93%, seguido de cerca por Australia, Canadá y Reino Unido, todos ellos con tasas del 84%.

Beauchere destaca la necesidad de extender la labor de sensibilización y, en esta línea, incide en cómo Microsoft hace tiempo que extiende su acción preventiva en las redes sociales, donde 'hemos encontrado mucha interactividad por parte de los grupos a los que nos dirigimos, lo que es muy positivo y, al mismo tiempo, muy útil para nosotros', asegura.

Reforzando esta iniciativa, la multinacional de software ha editado material didáctico, alguno en formato de concurso en el que se plantean diferentes escenarios para los que el niño ha de elegir entre distintas opciones. La directiva de Microsoft apunta que 'este software es totalmente gratuito y está disponible para Administraciones Públicas, ONGs, etc., para que lo traduzcan al idioma local y hagan uso de él; tan sólo es necesario solicitar el permiso a Microsoft'.