Público
Público

Unas 40 personas 'okupan' un hotel abandonado en Madrid

Entraron en él a las 03.00 horas de la madrugada, después de la manifestación del sábado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alrededor de 40 personas han okupado a las 03.00 horas de la madrugada del domingo el abandonado hotel Madrid de la calle Carretas (Madrid), en una acción independiente que no ha sido consensuada por la asamblea del movimiento 15-M, tal y como han explicado a través de la cuenta de Acampada Sol en Twitter.

La okupación del espacio se produjo después de que un grupo más numeroso se dirigiese, tras terminar la asamblea del final de la manifestación, hacia el edificio de la cadena Ser en Gran Vía con la finalidad de poder emitir desde allí un comunicado, también en una acción sin consensuar. Desde la emisora permitieron que dos personas entrasen el edificio y, según estos comentaron al bajar, pudieron grabar un mensaje, aunque la cadena no lo ha emitido.

Tras abandonar las inmediaciones de la Ser, protegidas por un gran número de antidisturbios, el grupo debatió si dirigirse hacia la sede de la cadena Cope o hacia el pirulí de RTVE, si bien finalmente optaron por regresar a la Puerta del Sol.

Es una acción independiente que no ha sido consensuada

Una vez allí, subieron por la calle Carretas y entonces varias personas abrieron las puertas del hotel abandonado, entraron en él y desplegaron un cartel en el primer piso ('Unid@s por un cambio global'), no sin el rechazo de algunos de los que se quedaron fuera. Durante los primeros instantes hubo momentos de tensión, sobre todo cuando una persona abrió un extintor desde la ventana del último piso del hotel, llenando de polvo la calle y provocando que tuvieran que acercarse hasta el lugar los bomberos, aunque no hubo mayores incidentes.

Finalmente, unas cien personas que permanecían en el exterior del edificio organizaron una asamblea —rociaron antes con spray las cámaras de tráfico que hay frente al hotel— para tratar el asunto. En ella se habló, además de facilitar agua y alimentos a las personas que habían entrado en el hotel, la posibilidad de cederlo a familias deshauciadas o convertirlo en un centro social.

En la página #Acampadasol, han publicado una lista en la que los indignados piden una serie de provisiones para poder establecerse allí.