Howard Gardner

"El respeto al profesor depende de los alumnos y de la sociedad"

Entrevista con Howard Gardner, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2011 

JAVIER G. CASO OVIEDO 22/10/2011 11:35 Actualizado: 22/10/2011 12:58

Comentarios

 

Media: 4.73

Votos: 11

El psicólogo y profesor Howard Gardner.-

El psicólogo y profesor Howard Gardner.-PHOTOLOUNGE.ES

El psicólogo Howard Gardner (Scranton, Estados Unidos, 1943) ha sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2011. Su teoría de las inteligencias múltiples, que sostiene que cada persona posee al menos ocho habilidades cognoscitivas, también le ha hecho merecedor del título de doctor honoris causa de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, que recoge .

Es el padre de la teoría de las inteligencias múltiples. ¿Alguien puede llegar a dominarlas todas?

Muchas personas son buenas en muchas o alguna de estas inteligencias [lógico-matemática, cinético-corporal, musical, espacial, naturalista, interpersonal e intrapersonal] y otros, no. Pero nunca volveremos a tener un genio universal como Da Vinci porque hoy el conocimiento es muy especializado. Eso ya forma parte de la historia, aunque Steve Jobs no lo hizo mal del todo.

¿Falta cultura general?

Creo que hay demasiado conocimiento general. Y los mayores se quejan de que los jóvenes no conocen a tal o cual rey. Hoy día si no conoces a alguien, lo puedes consultar en el teléfono móvil, por lo tanto sería una pérdida de tiempo proporcionar este tipo de conocimientos. Es más importante infundir curiosidad en los estudiantes y que eso los lleve a interesarse por quién fue Lincoln o Franco, y aprender los métodos mediante los cuales se descubren cosas o se obtiene información. Sólo así se puede llegar a discernir lo que es verdad de lo que es un rumor.

En la Comunidad de Madrid hay un instituto de excelencia, ¿es correcto separar a los alumnos más capaces?

Para ciertas cosas, los estudiantes deberían estar juntos puesto que todos vivimos en el mismo planeta. Todos somos humanos y sería injusto crear este tipo de separaciones artificiales. Al mismo tiempo, para otras cosas, debería haber una separación. Por ejemplo, si alumnos de 14 años ya están preparados para aprender cálculo y otros todavía no han entendido en qué consiste multiplicar, no tiene ningún sentido que estén juntos porque eso es frustrante tanto para unos como para otros. Por lo tanto, el profesor debería ser más una especie de director de orquesta. Para algunas actividades, todos tocan al unísono y para otras, se necesitan solistas.

En España la profesión de docente está desprestigiada. ¿Eso es un problema para un país?

No es un problema exclusivo de España. También pasa en Estados Unidos o Reino Unido. Hay mucho que aprender de los sistemas educativos de Europa Oriental y de los países escandinavos. El respeto no es algo que se pueda pedir, sino que se tiene que ganar. Y los niños ven la diferencia entre el profesor que pide ser respetado sin ninguna otra razón y el que se gana el respeto de los estudiantes. Pero también es importante cómo trata el resto de la sociedad a los profesores. Los niños ven la relación y la conexión entre los políticos, los actores y los famosos, pero también con los profesores. En Finlandia y en Singapur el profesor se gana el respeto, pero a la vez es respetado también por la sociedad.

Ha asegurado que los niños rara vez escuchan a sus padres, pero que sí se fijan en lo que hacen sus padres. Eso entra dentro de los valores, ¿qué valores defiende usted?

Los padres tienen que ver cuáles son sus verdaderos valores y transmitirlos de la mejor manera posible. En el momento en el que vean que no pueden transmitir esos valores, deben admitirlo y mostrarse abiertos ante sus propias carencias. Yo, como padre y abuelo, intento transmitir cómo ser una buena persona, un buen trabajador y un buen ciudadano. Y cuando veo que tengo alguna carencia, lo admito e intento mejorar.

PUBLICIDAD

Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.

Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley.

Los comentarios que contengan insultos, descalificaciones, difamaciones, falsedades, enlaces inapropiados, comerciales y publicitarios o que contengan preguntas o valoraciones sobre el sistema de comentarios serán revisados para valorar su publicación, pudiendo ser eliminados. El cauce adecuado para la resolución de preguntas sobre el servicio de comentarios consiste en el envío de mensajes mediante el formulario que se encuentra en nuestra página de Contacto.

Los Usuarios que atenten con sus comentarios contra la imagen de Público, de sus trabajadores y propietarios o que utilicen cualquier tipo de técnica, fórmula o composición literal en sus mensajes para eludir los criterios de moderación o aquellos que suplanten personalidades de otros usuarios serán bloqueados en el servicio, eliminándose sus comentarios e impidiéndoles continuar publicando comentarios mediante su cuenta.

  • cualquiera
    #1 Vota Vota

    2 i cualquiera 22-10-2011 12:17

    Los estereotipos no ayudan a la sociedad.

    Uno de los que suelo oir es, los profesores son profesionales frustrados.

    Como si no existiese la vocación de profesor. Como si ser profesor de secundaria se limitara a saberte la materia que impartes. Como si el resto de la sociedad trabajara precisamente en el ámbito de su vocación.

    Después de estudiar Bellas Artes, he estado trabajando en una agencia de publicidad como diseñadora y fotógrafa. ¿A que suena bien? Muy profesional... de cara a la galería si. Ya que la realidad es que en los dos meses que por ahora he conseguido trabajar como profesora de secundaria, la satisfacción por LA LABOR REALIZADA (educar, motivar a las generaciones que vienen) a superado con creces los 6 años de verdadera frustración, resignación y amargura (diseño y fotografía orientada exclusivamente al beneficio empresarial).

    Cada uno debe de buscar su sitio y los demás debemos respetarlo.

  • lilimon
    #2 Vota Vota

    1 i lilimon 22-10-2011 18:31

    Me encanta saber que hay una colega que siente la profesión de profesor como algo verdaderamente vocacional.

    Efectivamente, yo soy profesora y no tengo frustración ninguna por ello, al contrario: Estos dos últimos años, muy duros para mí a nivel personal, mis alumnos me han distinguido y arropado con su afecto y su respeto, hasta tal punto que en septiembre tuve que operarme y pasarme dos meses de baja, y sentía una frustración inmensa de no poder empezar el curso.De hecho, esta semana ha cogido el alta, en contra del parecer de mi familia, ya que no estoy recuperada del todo, y creo que es lo mejor que he podido hacer. Ha sido una inyección de alegría, de optimismo y de vitalidad.

    Cada día que pasa, estoy más contenta y orgullosa de haber encaminado mis pasos hacia la enseñanza, porque posiblemente sea una de las cosas que más feliz, y durante más horas, me ha hecho en esta vida. Independientemente de recortes y de problemas, que os aseguro que en mi centro hay para dar, vender y regalar.

    saludos.

  • vientosalisios
    #3 Vota Vota

    0 i vientosalisios 22-10-2011 22:22

    "No es un problema exclusivo de España. También pasa en Estados Unidos o Reino Unido. Hay mucho que aprender de los sistemas educativos de Europa Oriental y de los países escandinavos".

    Frente a las descalificaciones injustas, aquí se reconoce que aún hoy tenemos cosas que aprender de los sistemas educativos de los países socialistas, que hace 20 años que desaparecieron.

No se admiten más comentarios en esta noticia