Público
Público

El 48,5% de los españoles recorta el gasto en regalos

Cuatro de cada cinco jóvenes no acudirán a actos religiosos en unas fiestas marcadas por la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El tercer año de azote económico y el de mayores recortes en políticas sociales ha forzado al 48,5% de los españoles a dar un tijeretazo a su presupuesto para regalos navideños, según el último Publiscopio realizado sobre costumbres y hábitos en estas fiestas. La cesta de la compra también se ve fuertemente afectada, y miles de familias sustituirán el solomillo y el langostino por el pollo y la pescadilla: el 40,2% de los españoles encuestados asegura que sus presupuestos para comidas y cenas navideñas también menguarán.

Ante la escasez de fondos, algunos españoles han optado por buscar cobijo espiritual en las parroquias. El año 2010 registra un ligero repunte en las previsiones de asistencia a ceremonias religiosas relacionadas con esta festividad. De este modo, la participación de la población en oficios católicos pasará del 29,7% según el mismo Publiscopio de 2009 al 32,5%. Sin embargo, por edades, los jóvenes siguen mostrando grandes reticencias a participar en los actos litúrgicos. Frente al 51% de los mayores de 60 años que no asistirá a ninguna ceremonia, el índice entre los 18 y 29 años se dispara hasta el 82%.

Nochebuena es la reunión que congregará a más españoles, el 87,6%

No obstante, la tradición católica sigue marcando la última semana del año, al menos como excusa para el reencuentro familiar. A pesar de la escasa participación en eventos religiosos, el 94,2% de los encuestados sí que abraza la usanza religiosa para celebrar las fiestas con alguna comida, reunión familiar o algún otro acto extraordinario. El descenso de las personas que conmemorará estas fechas con un evento especial es del 0,2%, respecto al año 2009.

Las formas de celebrar las fiestas varían y no existe unanimidad sobre la fecha elegida (Nochebuena, Navidad, Fin de Año, Año Nuevo o Reyes). La noche del 24 de diciembre (Nochebuena) es la preferida, elegida por el 87,6% de los encuestados para encontrarse en su casa (el 53,6%) o en la de otros (el 45,3%) con sus seres queridos. Año Nuevo es el evento que menos españoles celebrarán (64,1%). Reyes será el más casero (el 57,4% lo celebra en su casa) y, Fin de Año, el menos (apenas el 43,2% elige pasarlo en el hogar).

Los encuestados que no celebrarán la fiesta de Fin de Año suben al 9,4%

Este año, también hay cambios en la forma de celebrar las festividades. El más llamativo se producirá en Fin de Año, la fecha en la que tradicionalmente los españoles realizan un mayor desembolso debido a las cenas y fiestas nocturnas. Este año, el 9,4% de los encuestados no celebrará el cambio de año, frente al 7,7% de la Nochevieja pasada.

La reducción del número de veces que se reúnen las familias para celebrar las fiestas es otro de los fenómenos llamativos del 2010. Además de Fin de Año, el porcentaje de personas que no celebrarán Año Nuevo aumenta un 1%, hasta el 5,6%; y Navidad un 0,5%, hasta el 1,9%. Reyes no lo celebrará el 4,3% de los encuestados (el mismo porcentaje que este año), y Nochebuena será la única fecha que aumentará el número de participantes: apenas un 1% de la población no se reunirá para celebrarla, frente al 1,6% de 2009.

El 72,3% del total de los regalos se entregará el día de Reyes

La compañía que eligen los españoles para celebrar cada evento es similar en las cinco celebraciones. Entre el 21,9% (el mínimo, en Fin de Año) y el 28,7% (el máximo, en Reyes) de los encuestados celebrará estas fiestas 'sólo' con las personas con las que vive. En los cinco casos, más de la mitad de la población entre el 57%, en Reyes; y el 63,1%, en Fin de ño se reunirá con los que vive y con otras personas. Año Nuevo será la festividad que más españoles celebrarán 'sólo con otras personas' ajenas al hogar: el 14,9%.

Respecto a los regalos, Reyes es la fecha favorita para entregar los obsequios (72,3%), muy por delante de Navidad (38,8%) y Fin de Año (2,1%). Uno de cada cuatro españoles reparte los regalos entre Reyes y Navidad. Los destinatarios mayoritarios de los obsequios son los hijos: el 51% de los españoles (los que no son padres, incluidos) les hace regalos. Tras ellos, el 41,9% obsequia a sus progenitores y el 41,3% a su cónyuge.