Publicado: 12.10.2015 13:09 |Actualizado: 12.10.2015 16:51

3.500 militares y la cabra 'Pablo' desfilan ante el rey en "el día de todos" 

Artur Mas, Iñigo Urkullu, Uxue Barkos y Pablo Iglesias se ausentan en una celebración que el Gobierno ha querido convertir en un acto de reafirmación nacional

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 5
Comentarios:
Los Reyes, acompañados de sus hijas la princesa Leonor y la infanta Sofía, presiden en la plaza de Cánovas del Castillo, el desfile del Día de la Fiesta Nacional./ EFE

Los Reyes, acompañados de sus hijas la princesa Leonor y la infanta Sofía, presidiendo en la plaza de Cánovas del Castillo, el desfile del Día de la Fiesta Nacional. En la imagen, el desfile de la Legión/ EFE

MADRID.- El rey Felipe VI, acompañado de la Reina Letizia y sus hijas, ha presidido este lunes el último desfile militar con motivo de la Fiesta Nacional de la legislatura, en el que se han podido ver por las calles del centro de Madrid casi 3.400 militares y guardias civiles. Además, también desfiló una cabra de un año llamada Pablo perteneciente al Grupo de Artillería de la Legión.

En una celebración que el Ejecutivo ha querido convertir en un acto de reafirmación nacional para que fuera visto como "el día de todos", se han ausentado los presidentes de Catalunya y País Vasco, Artur Mas e Iñigo Urkullu, respectivamente, la navarra Uxue Barkos, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Los reyes han llegado pocos minutos después de las 11.00 horas a la plaza de Cánovas del Castillo de Madrid —también conocida como plaza de Neptuno— bajo un cielo que a primera hora amenazaba lluvia pero que después se ha ido despejando, por lo que la parada, que se ha prolongado durante una hora, se ha celebrado sin contratiempos y en un ambiente muy tranquilo, con pocos vítores y aplausos.



A bordo de un Rolls Royce, los monarcas han llegado junto a la princesa Leonor y la infanta Sofía, y han sido recibidos por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el ministro de Defensa, Pedro Morenés; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena; y el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez.

Desfile 12-O

Felipe VI ha vestido en esta ocasión el uniforme de capitán general de la Armada, con el fajín de jefe supremo de las Fuerzas Armadas. Tras la llegada de los reyes y sus hijas, se ha escuchado el himno de España y después los reyes se han colocado, junto a Rajoy y el resto del Gobierno, en la tribuna presidencial. Desde allí han presenciado el homenaje a los que "dieron su vida por España" y posteriormente el monarca ha depositado una corona de laurel en el monumento a los caídos. Al finalizar este homenaje le ha llegado el turno a la Patrulla Águila, que ha hecho una pasada formando los colores de la enseña nacional.

Entre los invitados al desfile, este año se han podido ver numerosas caras nuevas en las tribunas situadas junto a la presidencial, sobre todo debido a los cambios que ha habido en las presidencias de las comunidades autónomas tras las elecciones del pasado mes de mayo. Así, 10 de los presidentes que han asistido este año a la parada son nuevos.

Como viene siendo habitual, los presidentes de Catalunya y País Vasco, Artur Mas e Iñigo Urkullu, respectivamente, no han asistido, como tampoco la navarra Uxue Barkos, quien se encuentra en el Comité de las Regiones, en Bruselas. Tampoco ha acudido ningún miembro de IU  ni el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

También se ha podido ver durante el desfile al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; los portavoces de los grupos parlamentarios; y autoridades civiles como los presidentes del Congreso, del Senado, del Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo. Entre las autoridades militares, se encontraban los jefes de Estado Mayor de los tres Ejércitos; el director de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa; y el director de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó.

Tras el homenaje a la bandera y a los caídos, el público asistente observó una exhibición con una representación de las aeronaves de las que disponen las Fuerzas Armadas, concretamente del Ejército del Aire, la Armada y la Guardia Civil, así como helicópteros de los tres Ejércitos y de la Benemérita.

Después, al mando del general de brigada Juan Cifuentes, general jefe de la Brigada Paracaidista, comenzó el desfile terrestre —que este año tampoco incluyó carros de combate— con un escalón motorizado al que siguieron la Unidad de Veteranos y la Unidad de Reservistas Voluntarios de las Fuerzas Armadas.

En la parada de este año han desfilado las banderas de la Guardia Real, la Academia General Militar, la Brigada Paracaidista, la Escuela Naval Militar, la Agrupación de Infantería de Marina de Madrid, la Academia General del Aire, el Cuartel General del Ejército del Aire y la Academia de Oficiales de la Guardia Civil. Todas ellas han estado acompañadas de la bandera la OTAN por ser España uno de los países anfitriones del ejercicio Trident Juncture 2015.

El paso de las unidades a caballo puso el punto y final al desfile. Finalizado el acto, los reyes se han despedido de las autoridades y se han trasladado al Palacio Real para ofrecer la tradicional recepción a las más altas autoridades del Estado. El último acto del desfile ha sido el arriado de la enseña nacional por parte de una sección de honores del Cuartel General de la Armada procederá al arriado de la enseña nacional.