Público
Público

El 60% de los hospitales públicos no protege los datos

Cantabria, Canarias, Valencia y Aragón, las que peor garantizan la confidencialidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Casi dos de cada tres hospitales públicos (un 60%) no protegen debidamente las historias clínicas de sus pacientes y, por tanto, incumplen la Ley de Protección de Datos. Esta proporción es significativamente mayor a la de clínicas privadas concertadas, de las que sólo un 15% no garantizan la confidencialidad de los datos médicos.

El volumen creciente de quejas por parte de ciudadanos a la Agencia de Protección de Datos (AGPD) por el tratamiento que los hospitales hacen de sus datos médicos llevó el pasado marzo a este organismo a iniciar una investigación. Los resultados, presentados ayer, ponen de manifiesto que 11 años después de la aprobación de la ley, el 64% de los hospitales de la red sanitaria pública (que incluye a los centros de titularidad pública y a los concertados) todavía no la cumplen.

Las multas para los privados que incumplen son de hasta 600.000 euros

La AGPD ha enviado a los hospitales infractores un requerimiento para que corrijan sus protocolos en el plazo de seis meses. Si estos no actúan, los centros de titularidad privada podrían enfrentarse a multas de 300.000 a 600.000 euros. A los de titularidad pública se les abrirá un expediente.

El informe analiza 562 centros (268 públicos y 294 privados), aunque solicitó información a 605. De los 43 que no contestaron al requerimiento de la agencia, 23 son públicos y 20 privados. Esta infracción costará a los centros concertados una sanción de entre 60.000 y 300.000 euros. El director de la AGPD, Artemi Rallo, destacó al presentar el informe que Murcia y La Rioja, en global, son las autonomías cuyos hospitales más cumplen con la ley. En cambio, situó en el furgón de cola al País Valencià, Cantabria, Canarias y Aragón.

Algunos hospitales han llegado a tirar historiales en contenedores

El estudio divide el comportamiento de las autonomías centrándose en diversos aspectos de la protección de los datos del paciente. Atendiendo a la existencia de procedimientos para que el paciente pueda acceder, rectificar y cancelar determinados datos de su historial clínico, la AGPD destaca que en la mayoría de autonomías el número de hospitales que aplican estos sistemas supera el 75% del total. Rompen esta dinámica Cantabria (50%), País Valencià (62%), Canarias (64%) y Asturias (67%).

El País Valencià vuelve a situarse entre los peores si se tienen en cuenta los hospitales que disponen de un documento de seguridad preceptivo. Mientras más del 90% de hospitales lo tiene, en Canarias apenas disponen de él un 45% de los hospitales y en el País Valencià, un 49%. Además, un 55% de los hospitales de Balears y País Valencià no tienen procedimientos para notificar y gestionar posibles incidencias de seguridad. Superan, de largo, la media estatal del 20%.

En el informe no figuran los hospitales de Catalunya, ya que su agencia de protecciónde datos autonómica tiene competencias sobre los centros públicos y concertados de su red pública. En las otras dos autonomías con una agencia propia, Madrid y Euskadi, estas sólo tienen competencias sobre los centros de titularidad pública, por lo que los concertados sí están incluidos en el informe.

La AGPD recibió en 2009 un total de 123 denuncias, y en lo que va de año ya acumula 99. En la práctica, estas infracciones se traducen en episodios tan graves como el que ocurrió en una clínica ginecológica del País Vasco en 2008, cuando el fichero con los datos personales y médicos de 11.300 mujeres fue difundido a través del programa de intercambio de datos Emule.

Ese mismo año, la Agencia Valenciana de Salud fue denunciada por haber transportado expedientes médicos en carros de supermercado y haber estacionado estos, sin ningún tipo de vigilancia, en los pasillos de un hospital. Cualquiera podría haber cogido uno de esos expedientes.

La AGPD también pretende evitar que las tarjetas sanitarias acaben en contenedores de basuras o escombros, como ocurrió el año pasado en dos hospitales de Murcia y Sevilla.