Público
Público

Un 63,4% de los españoles cree que la atención a los sin papeles no debe limitarse a las urgencias

Una estudio del Consejo General de Enfermeros refleja, sin embargo, que el 63% considera "aceptables" las últimas medidas en atención sanitaria sin papeles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 63,4% de los españoles no está de acuerdo con que la prestación sanitaria a inmigrantes en situación irregular se limite sólo a las urgencias o los temas más graves.

Son los datos que se desprenden de un estudio encargado por el Observatorio del Consejo General de Enfermería para medir cuál es la valoración general de la sociedad a una de las medidas más controvertidas del Gobierno, la de retirar la tarjeta sanitaria a los extranjeros en situación irregular. 

Aunque del dato anterior se desprende que una mayoría piensa que limitar la asistencia a las urgencias es una medida excesiva, de las 1.000 personas que contestaron a la encuesta un 71,6% cree necesario, sin embargo, que los 'sin papeles' tengan algún tipo de limitación en el acceso a la sanidad.

Es más, un 63% considera 'aceptables' las últimas medidas del Gobierno rspecto a la atención sanitaria a inmigrantes 'teniendo en cuenta la situación económica y la necesidad de reducir el déficit'. Lo que no queda tan claro en el estudio es si realmente la sociedad conoce a fondo cuáles son dichas medidas.

Al hacer el estudio, el 99% dijeron conocerlas, pero tan sólo el 78,9% reflejó saber que la decisión del Gobierno afecta sólo a las personas que se encuentran en una situación irregular en España y no a todo el colectivo de extranjeros. Además, el cuestionario no pregunta sobre las medidas en concreto sino que las engloba como 'medidas del Gobierno en materia de atención sanitaria a inmigrantes en situación irregular'.

Otra de las reflexiones que se pueden desprender del estudio es que la idea de 'turismo sanitario' difundida por el Gobierno para justificar el ajuste ha calado en el imaginario español. Hasta un 79.9% de los encuestados consideró que han podido darse situaciones de abusos por parte de algunos inmigrantes en la utilización de la sanidad española, algo que en realidad no es así. Un estudio de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) de 2010 destacó que los extranjeros acudían al médico la mitad de veces que los españoles. Lo hacen de media 4,7 veces al año, mientras que los nacionales un 8,3.