Público
Público

El 80% de los jóvenes se expone a ser víctima de ciberacoso

Los expertos advierten del peligro de volcar información en las redes sociales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuatro de cada cinco jóvenes aportan datos personales en las redes sociales que les exponen a ser víctimas de acoso sexual, según un estudio realizado por la Guardia Civil. El informe, presentado en el XI Congreso Español sobre Sexología que estos días se celebra en Santiago de Compostela, asegura que estos datos personales ayudan al acosador cibernético a escoger y manipular a sus víctimas. El adolescente promedio pasa hora y media conectado a estas webs y en horario nocturno.

Tanto para el psicólogo Emilio López como para el guardia civil experto en delitos informáticos Gonzalo Sotelo, la única solución para prevenir el acoso sexual a través de internet es que los jóvenes estén informados de los riesgos, para lo que impartieron charlas en los institutos de Pontevedra.

Existen webs en las que los pedófilos comparten consejos y estrategias

Tras las charlas, elaboraron el estudio, que aporta indicadores como que el 60% de los jóvenes tiene ordenador en su habitación y el 83% de ellos con conexión a internet. Esto facilita mucho el objetivo del acosador, que es generar intimidad entre él y su víctima.

Según la Guardia Civil, el acosador suele ser un hombre de mediana edad, profesional, con acceso cotidiano al ordenador y meticuloso en sus estrategias. Incluso existen webs en las que los pedófilos se dan consejos unos a otros para perfeccionar sus técnicas.

Sotelo afirma que los acosadores, que ocultan su verdadera identidad, de entrada no piden al adolescente que le envíe imágenes comprometidas, sino que le llega con las cotidianas, en las que incluso aparece con sus padres. En una operación reciente, la Policía incautó tres millones de imágenes distintas en un solo ordenador.

Cada vez son más frecuentes los casos en que un menor acosa a otro

Los expertos alertaron sobre los casos de acoso de un menor a otro, cada vez más habituales, y que suelen tener una intención de venganza, ridiculización o chantaje. Además, se teme que estas situaciones se agraven con el acceso a internet a través del móvil.

Los ponentes demandaron de las instituciones públicas que le den importancia a la educación sexual, pues se trata de una materia que afecta a toda la población. Desde su perspectiva, la formación sexual que tienen los adolescentes es escasa y llena de prejuicios, algo que se ha de resolver incluyéndola en el programa educativo. 'Algo tan importante para la salud física y mental de los jóvenes no puede depender de la voluntad del profesor de turno, sino que la administración debe garantizar que todos los jóvenes reciban los mismos conocimientos', afirmó el sexólogo Rafael Godoy.