Público
Público

El 80% de los técnicos claves faltó y obligó a cerrar los cielos

Seis de cada diez hicieron día y medio de boicot pese al ultimátum del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después del gran caos organizado por los controladores el fin de semana, el sindicato mayoritario, Usca, afirmó ayer que la decisión de cerrar el espacio aéreo fue de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) porque 'los aviones hubieran podido seguir volando', aunque 'no en las mismas condiciones'. Sin embargo, los datos que difundió Aena revelan que 130 técnicos, de los 168 programados, faltaron a su puesto en los siete centros de control, esenciales para regular el tráfico aéreo. Esto significa que casi 8 de cada 10 causaron baja y, con ello, organizaron un motín que provocó que Aena tuviera que decretar el cierre total de los cielos durante 18 horas desde la madrugada del viernes.

En total, durante el día y medio que duró el plante, entre la tarde del viernes 3 y el mediodía del sábado 4, hubo 440 bajas de unos 686 trabajadores que se estiman necesarios en tres turnos para el funcionamiento normal de los centros de control (que regulan los sobrevuelos en el espacio aéreo) y de las 47 torres de control (vigilan los aterrizajes y despegues en cada aeropuerto), según estimaciones a partir de datos de Aena. Esto muestra que seis de cada diez se atrevieron a hacer un boicot sin precedentes, ya que las bajas no justificadas pueden considerarse sedición por el abandono del puesto, según la Ley penal de Navegación Aérea.

En el caos, en total abandonaron su puesto 440 de unos 686 necesarios

Llama la atención que muchos de ellos, casi el 65% del total, se apuntaron al motín pese a la amenaza de militarización y de estado de alarma que lanzó el Gobierno la noche del viernes. Según fuentes de Aena, no volvieron al trabajo hasta que vieron publicado el decreto del estado de alarma.

Tras las declaraciones de Usca sobre que los cielos podían haber seguido abiertos, Aena lanzó un duro comunicado en el que acusó al sindicato de 'intentar engañar a la opinión pública' al negar que el plante masivo de los controladores 'fue lo que obligó a cerrar el espacio aéreo'. El ente que preside Juan Ignacio Lema lo calificó como 'intento a la desesperada para eludir sus responsabilidades después de pisotear los derechos de los ciudadanos'.

Los amotinados alegaron baja repentina por 'estrés' o, simplemente, no se presentaron argumentando que habían llegado al tope de las 1.670 horas anuales de trabajo efectivo que fijó el decreto de agosto sobre regulación de la actividad. Esta clausura del espacio aéreo afectó primero al de Madrid, dado el alto absentismo del centro de control de Torrejón de Ardoz responsable de vigilar los sobrevuelos en la zona centro de la península donde falló el 89% de los trabajadores en la tarde del viernes.

A los centros de control, básicos para el tráfico, no fueron 130 de 168

Pero todavía los hubo más belicosos. En el centro de control de Baleares no cumplió sus funciones ninguno de los 14 llamados a trabajar esa tarde. Tras el de Madrid, en el de Barcelona hubo 32 bajas de un total de 39 técnicos, con lo que el 82% no estuvo al frente de sus obligaciones. Los centros de Sevilla y de Santiago registraron un absentismo del 67% y en Canarias faltó la mitad.

Usca se quejaba de que, con otro decreto aprobado el viernes, tenían que devolver las horas de permiso. Pero Aena señala ahora que no implica una devolución, sino que no se pueden descontar esos permisos de las 1.670 horas aeronáuticas anuales. Y que deben cumplir con las horas programadas al mes, una vez ajustados los permisos.

CCOO y UGT no descartan paros por la privatización de Aena

Por otro lado, la privatización del 49% de Aena ha encrespado a CCOO, UGT y USO que no descartan del todo protestas que incluyen 'movilizaciones en todos los aeropuertos y centros de control', que podrían incluir 'desde encierros a la huelga'. Aunque, tras reunirse por la tarde con el Ministerio de Fomento, rebajaron el tono. Acordaron crear una comisión de trabajo para analizar el impacto de la privatización. Según el secretario de Acción Sindical de CCOO, José Luis García Carrasco, 'si esta comisión se toma en serio el trabajo' y Fomento actúa 'con honradez y seriedad, previsiblemente no habrá paros', informa Europa Press.