Público
Público

El 90% de los disfraces son inseguros, según la OCU

La presencia de plomo y de químicos plastificantes en los trajes incumplen la normativa, según la organización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denunció este martes la inseguridad de la mayoría de los artículos de disfraz que se venden estos días para las fiestas de Carnaval, especialmente entre los productos destinados a los niños, ya que asegura que un 90% de los analizados presentó problemas de seguridad.

La OCU ha realizado un análisis de 29 disfraces y accesorios para carnaval. Se adquirieron en todo tipo de establecimientos (jugueterías, tiendas de disfraces, grandes superficies, bazares y comercios 'on-line') diez disfraces infantiles, cinco de adulto, cuatro caretas para niño, cuatro pelucas para adulto y seis maquillajes para cara y dientes, con el objetivo de comprobar su seguridad.

El balance, tras el análisis, es 'alarmante', ya que se han encontrado 'numerosísimos incumplimientos' y, en el caso de los niños, nueve de los diez disfraces analizados tenían problemas de seguridad.

La OCU ha constatado que un precio elevado o una marca de prestigio no sirven de garantía al producto. Así, detectó riesgos en productos para el carnaval baratos y caros adquiridos en estableimientos de distinta naturaleza.

Esta organización considera 'intolerable' la presencia de plomo en disfraces de niño o de ftalatos en los plásticos. La aparición de estas sustancias en los productos analizados dan prueba de que 'las normas no se cumplen y que las autoridades de consumo no llevan a cabo su trabajo', añadió.

Por ello, la OCU recomienda extremar las precauciones en el momento de la compra de productos para carnaval. Entre otras cosas, aconseja retirar inmediatamente las bolsas de plástico en las que vienen envueltos disfraces y caretas; evitar capuchas y caretas muy sobrecargadas donde el riesgo de inflamabilidad es mayor; evitar que los maquillajes y pinturas entren en contacto con los ojos y, si es así, lavarlos con agua inmediatamente; y mantenerse alejado de las fuentes de calor intenso y llamas, teniendo especial atención con estufas, mecheros, cigarros, petardos, bengalas, fuegos artificiales, etcétera.