Público
Público

El Aaiún registra varias intifadas tras el asalto de Marruecos

Grupos de civiles pro marroquíes y pro saharauis protagonizan enfrentamientos. El Polisario denuncia la muerte de otros ocho saharauis y el saqueo de casas. El Gobierno español se defiende de las críticas y alega que "est&aacu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La tensión continúa en El Aaiún. El Frente Polisario acaba de denunciar el hallazgo de otros ocho saharauis muertos, entre ellos un niño de 7 años, en la capital administrativa del Sáhara Occidental. A estos cadáveres, se suman las 11 muertes que el Polisario había cifrado como consecuencia del asalto militar marroquí de ayer al Campamento Dignidad.

Un portavoz del Ministerio saharaui para los territorios ocupados, con base en Las Palmas de Gran Canaria, ha relatado que dos cadáveres han sido encontrados con heridas de bala, cuatro degollados y otro arrollado por un vehículo. Además, en el barrio de Duirat ha sido hallado el cuerpo del menor.

Anteriormente, el Polisario había alertado sobre que el ejército marroquí había entrado casa por casa 'rompiendo las puertas y pegando a las familias' incitado a los colonos marroquíes a que allanaran los domicilios. Según el portavoz, en estas acciones participan unidades del destacamento de intervención rápida, junto con el Grupo Urbano de Seguridad y Fuerzas Auxiliares.

Por la mañana, la tensión en la ciudad ya era palpable al sucederse varios enfrentamientos entre grupos de civiles pro marroquíes y pro saharauis. Uno uno de los cooperantes internacionales presentes en El Aaiún, el mexicano Antonio Velázquez, asegura que a mediodía se produjo una 'Intifada' en los barrios de Matala y Haimatar, protagonizada por 'familiares de desaparecidos' durante la intervención policial y militar de ayer.

Sobre ello, también ha hablado la activista Aminetu Haidar quien ha calificado el ambiente que se vive en el campamento de 'caos y confusión'. Resaltó también que esta operación no hubiese sucedido si 'una fuerza de cascos azules (pertenecientes a la ONU)' estuviesen en el terreno. Haidar exhortó también a que la clase política española 'reconozca' el derecho de autodeterminación del Sahara Occidental y alertó que la comunidad internacional sigue con 'los ojos cerrados' respecto a la situación de su pueblo.

Haidar: 'La comunidad internacional sigue con los ojos cerrados' 

Velázquez, que no ha sido testigo de esta 'Intifada', explicó que se han escuchado 'muchas sirenas' de la Policía. 'Ayer se registraron muchos desaparecidos, según fuentes saharauis más de cien' y las familias 'desesperadas han salido a las calles para manifestarse' en Matala y en Haimatar, cerca del aeropuerto, explicó.

Asimismo, la organización no gubernamental Thawra -que cuenta con dos miembros en El Aaiún- ha anunciado en su blog informativo que las fuerzas de seguridad marroquíes han impuesto el 'estado de sitio' y han cortado las comunicaciones con la ciudad. Sin embargo, el máximo responsable de la Policía en la ciudad contaba que la situación es 'estable y normal' y negaba que las fuerzas de seguridad marroquíes hubieran disparado a civiles, tal y como denuncia el Polisario.

En tanto, ante las críticas surgidas al Gobierno español tras el asalto marroquí y las manifestaciones que apelan a la responsabilidad del Ejecutivo, hoy la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, ha asegurado que España 'está haciendo lo que debe'.

Salgado: 'El Gobierno está haciendo lo que debe'

En declaraciones a los periodistas a la entrada del Consejo Territorial del PSOE, Salgado ha defendido la gestión del Gobierno y ha considerado, junto al presidente de Castilla-la Mancha, José María Barreda, que está asumiendo su responsabilidad.

Barreda ha añadido que Marruecos es muy importante para España y para la Unión Europea, y lo que no se puede hacer es 'tratar de afirmarse en el patriotismo atacando a los vecinos'. 'Es una práctica demasiado fácil y no creo que sea lo que convenga al interés general de España ni ahora ni nunca', opinó.

Respecto a cómo se vive la situación en la ciudad, el cooperante Antonio Velázquez explicó que en las primeras horas del día apenas se veía a nadie en las calles. 'La vida continúa, pero la Intifada también', declaró. 'La gente está muy dolida y no se va a olvidar fácilmente lo de ayer', agregó.

La aparente calma con que amaneció la ciudad, marcada por el control de las fuerzas de seguridad marroquíes desplegadas en muchos barrios, se ha visto truncada de forma esporádica por ahora en barrios del centro y del este de la ciudad como Colominas.

Decenas de civiles pro marroquíes patrullan las calles de El Aaiún  

Fuentes españolas que residen en la ciudad explicaron que han visto a decenas de civiles pro marroquíes patrullando las calles, observados atentamente por fuerzas de seguridad marroquíes, que han mantenido algún altercado con saharauis en la céntrica plaza de Dshira.

Mientras, partidarios de la autodeterminación se apuestan en algunas esquinas para vigilar las calles. Por esta razón, un buen número de los comercios y tiendas en los barrios orientales de la ciudad permanecen cerrados, así como los colegios y administraciones públicas. Todavía existe un fuerte dispositivo policial y militar en la avenida de Smara en alerta ante nuevos incidentes.

Abdalahi J., vecino de Zemla, uno de los barrios más afectados ayer por los disturbios, relató a Efe que las familias tratan de reunirse en los hogares y aprovisionarse ante la eventualidad de nuevos incidentes. Abdalahi señaló que varias asociaciones saharauis han comenzado a recoger testimonios de víctimas y pruebas de algunos ataques que sufrieron a última hora de la noche por civiles pro marroquíes. 

El Consejo de Seguridad de la ONU ha iniciado las gestiones para convocar una reunión informativa acerca de los disturbios en el Sáhara. El presidente de turno del Consejo, el embajador británico Mark Lyall Grant, 'consultará en las próximas horas' con los otros miembros del máximo órgano de seguridad para precisar la fecha y la modalidad de la sesión informativa, según esas mismas fuentes.

Por su parte, Marruecos y el Frente Polisario han iniciado el segundo y último día de la reunión informal auspiciada por la ONU en las afueras de Nueva York para tratar de reconducir el proceso de negociación.

Ambas delegaciones volvieron a reunirse con el enviado especial de la ONU para el Sahara, Cristopher Ross, en medio de un ambiente enrarecido por los violentos enfrentamientos ocurrido el el lunes en El Aaiún y que pusieron en duda la celebración del encuentro.

Representantes de Argelia y Mauritania, en calidad de países vecinos, se sumarán a la sesión de cierre de la reunión, que se lleva a cabo en una finca de la localidad de Manhasset, a las afueras de Nueva York, lejos de la atención de la prensa y a puerta cerrada. Tal como ha sucedido en anteriores ocasiones, se espera que Ross difunda un comunicado acordado por las partes tras la conclusión de la reunión.