Público
Público

La acampada contra la Fórmula 1 sigue pese al aviso policial

Los indignados del barrio del Cabanyal, en Valencia, siguen con su acampada de protesta pese a que la Delegación dice que no está “legalmente comunicada”

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desde ayer y hasta mañana, varios centenares de indignados mantienen una acampada en una de las plazas más degradadas de Valencia, la plaza Lorenzo La Flor. La particularidad de la zona es que su suciedad y desperfectos se encuentran a un kilómetro del circuito de Fórmula 1. Este fin de semana se celebra el Gran Premio de Europa de este deporte, en el que la Generalitat Valenciana lleva invertidos al menos 139 millones de euros. El Gobierno autonómico cuantifica en 158 los beneficios económicos del evento para la sociedad valenciana, aunque no accede a especificar los cálculos en los que se basa esta afirmación.

La celebración de la acampada alternativa peligró durante el día de ayer. La Policía Nacional ocupó con cuatro furgones y en torno a una decena de agentes la plaza, e informó a los indignados que iban llegando de que la concentración no estaba legalmente comunicada, tal y como confirmó ayer la Delegación del Gobierno. Según los concentrados, añadían que aquellos que permanecieran en el lugar se exponían a una multa de 3.000 euros.

Fuentes de la Delegación del Gobierno explicaron que los indignados comunicaron su concentración por el procedimiento de urgencia, aunque 'el evento se conocía desde hace meses, así que no hay motivo para solicitarlo por la vía de urgencia'. Así las cosas, se inició 'un procedimiento administrativo', por el que los participantes en la concentración 'pueden recibir sanciones'.

No obstante, el equipo jurídico de la asamblea presentó un recurso. En la actualidad la Policía Nacional vigila de lejos a los indignados, mientras estos llevan adelante sus actividades programadas: visionado de documentales, talleres creativos, charlas, etc. Para esta mañana, destaca la convocatoria de una bicifestación en las afueras del circuito de Fórmula 1, así como una sentada en uno de los pocos sitios desde los que se puede atisbar el circuito, el puente de los Astilleros.

El objetivo de la reivindicación es destacar el contraste entre 'los privilegios y el despilfarro de la Fórmula 1' y 'la degradación y el abandono del Cabañal', el barrio marinero. Además, critican que durante tres días, y durante las semanas previas a la carrera, el espacio público del puerto y sus alrededores estén reservados a los participantes y espectadores de la carrera.

Según la Generalitat, la carrera representa 'un impacto global (construcción + funcionamiento) de más de 158 millones de euros para la Comunidad Valenciana en sólo 3 años. Cabe añadir que se han creado 6.284 empleos acumulados entre la construcción y la celebración de tres ediciones de este evento deportivo, presenciadas en conjunto por casi 285.000 espectadores'. El Gobierno valenciano afirma que los datos de beneficios económicos han sido detalladamente estudiados por el IVIE (Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas), aunque desde la Conselleria d'Economia afirman que no es posible hacer público el informe con el desglose detallado de tales beneficios.


PUBLICO.ES

Los barrios de Madrid se llenan de actividades culturales gracias a las iniciativas y acciones del movimiento 15-M y ejemplo de ello es el barrio de Moratalaz. Mañana domingo 26 se inicia el evento 'La cultura toma la calle', un encuentro cultural y educacional con el que los 'indignados' de Moratalaz quieren demostrar que se puede extender la cultura por los barrios y 'sin un duro', sólo con voluntad y colaboración vecinal.

Durante toda la jornada del domingo, la calle Fuente Carrantona estará inundada de talleres y actividades culturales para todos los públicos. Desde improvisaciones musicales y de pintura, hasta lecturas continuadas y degustaciones culturales bajo el lema 'Moratalaz despierta la cultura' en las que todos los vecinos del barrio pueden participar e integrarse con el movimiento.


Ver mapa más grande