Público
Público

Los activistas denuncian una vuelta "a la Edad Media"

La decisión de transferir las competencias en materia de tauromaquia al Ministerio de Cultura indigna a los ecologistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Despropósito', 'lamentable' o 'retrógrado'. Estos son algunos de los calificativos que las principales organizaciones antitaurinas dedicaron ayer a la decisión del Gobierno de transferir las competencias en materia de tauromaquia al Ministerio de Cultura. La decisión cayó como un jarro de agua fría en el colectivo ecologista, que denuncia que el Ejecutivo no sólo ha incumplido sus promesas en materia de defensa de los animales sino que ahora 'blinda' un 'espectáculo vergonzoso' para España y para 'todos los españoles'.

'Es un auténtico despropósito, es una medida que nos manda de nuevo a la Edad Media', señaló Silvia Barquero, portavoz del Partido Animalista (PACMA). 'Lo que yo le propongo al PSOE es que haga un referéndum y actúe en consecuencia del sentir de los ciudadanos', prosiguió. El cambio de cartera de la fiesta taurina se debe, en opinión de Barquero, a la protección de los intereses económicos de los ayuntamientos y comunidades autónomas que llevan mucho tiempo invirtiendo dinero público en una fiesta que representa a 'sólo unos pocos'.

Opinión con la que coincide Francisco Garrido, presidente de la asociación parlamentaria en defensa de los derechos de los animales y exdiputado de Los Verdes. 'Lo que buscan es ganar legitimidad y permitir subvencionar aún más a los toros, porque ya se ha demostrado, y ha quedado en evidencia durante la crisis, que si no fuese por el dinero público no sobrevivirían, porque no interesan a casi nadie', denunció Garrido.

Por otra parte, la noticia fue recibida con satisfacción en el mundo del toro. La Unión de Toreros expresó ayer en boca del matador Juan Diego la 'satisfacción' del gremio por la decisión del Gobierno. A su juicio, la corrida de toros 'es un signo identitario del patrimonio cultural español que configura la identidad nacional', por lo que es 'más que acertada' la decisión. Aun así, Juan Diego explicó que es sólo un primer paso encaminado hacia la proclamación de las corridas como Bien de Interés Cultural.

Jesús Mosterín, catedrático de Lógica y Filosofía y profesor investigador del CSIC, quiso sumarse a la polémica dando una vuelta de tuerca más al asunto. El experto en temas culturales señaló que 'por supuesto que el toreo es cultura'. Pero que no lo es 'ni más ni menos que las drogas, el terrorismo o el antisemitismo'. 'No todo lo cultural es bueno, hay asuntos que son cultura y que deben estar prohibidos. Este es uno de ellos'.

'Esta fiesta nacional no tiene más remedio que desaparecer', añadió. 'Por mucho que se empeñen el PP y el PSOE, bien por cazurrería, por un patriotismo mal entendido o bien por ganar votos, tarde o temprano España dejará de lado su parte de ¡viva los Toros! ¡viva la Virgen! y viva todo lo que haga falta con tal de ganar votos', concluyó.