Público
Público

Los activistas detenidos en El Aaiún denuncian agresiones de la policía

El PP aprovecha el incidente para calificar de "puro teatro" las buenas relaciones de España con Marruecos. El PSOE le exige "menos exabruptos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El incidente que han protagonizado este fin de semana un grupo de 14 activistas canarios en El Aaiún tras participar en una manifestación a favor del pueblo saharaui 'no reabre ninguna tensión con Marruecos', aseguraron ayer fuentes diplomáticas. Once de los activistas fueron detenidos por la policía marroquí y, tras su paso por la comisaría, los españoles denunciaron agresiones. Fuentes del Gobierno señalaron que los activistas 'han violado las leyes marroquíes' porque 'entraron con un visado de turista' y acabaron participando en una protesta para la que no tenían permiso de las autoridades locales.

Este episodio permitió al PP recuperar sus críticas al Ejecutivo español por su supuesto sometimiento al Gobierno marroquí, apenas una semana después de que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, diera por zanjada cualquier diferencia con Marruecos con su visita a Rabat tras los incidentes en la frontera de Melilla. El portavoz conservador, Esteban González Pons, lamentó ayer que el Ejecutivo de Zapatero 'se deje ganar siempre' por la policía marroquí. Los activistas detenidos, que reclamaron más apoyo de las autoridades españolas, se sumaron a las críticas.

El incidente 'no reabre ninguna tensión con Rabat', según Exteriores

El grupo de 14 españoles, integrantes de la asociaciónSaharAcciones, tiene previsto desembarcar en Las Palmas hoy a primera hora de la mañana. Su partida anoche en barco, fuertemente custodiados por militares marroquíes, contrastaba con lo que vivieron el sábado cuando se manifestaron en El Aaiún para denunciar la insostenible situación del pueblo saharaui. Poco después de que diera comienzo la acción, explicó el activista Gonzalo Rodríguez, 'se echó sobre nosotros mucha gente con apariencia de civil, pero que era policía marroquí' y varios de ellos fueron agredidos. Entre los peores parados, con muestras visibles de los golpes recibidos, estaban Carmen Roger y Roberto Mesa, que no fueron atendidos por un médico en condiciones hasta ayer, según ha explicado Roger.

A continuación, recuerda Rodríguez, la misma policía 'nos sacó del tumulto y nos llevó a la comisaría donde ni siquiera nos leyeron nuestros derechos'. Once de ellos, permanecieron detenidos más de siete horas.

Los españoles organizaron sin permiso un acto prosaharaui

Según fuentes diplomáticas, a las puertas de la comisaría les esperaba el depositario de los bienes españoles en El Aaiún, un funcionario del Ministerio de Exteriores permanente en ese territorio donde no hay consulado, para trasladarles a la Casa de España, que tiene estatus diplomático y, por tanto, es territorio español. Las citadas fuentes explicaron que se les recomendó ir allí por cuestiones de seguridad. Por eso, niegan que los activistas hayan estado bajo arresto domiciliario.

En Exteriores, en todo caso, rebajaron la importancia diplomática del suceso paralas relaciones entre España y Marruecos.

La oposición, sin embargo, no lo ve así. Para el conservador González Pons este incidente es una muestra más de que la visita de Rubalcaba a Marruecos hace una semana fue'puro teatro' y de que losdesencuentros entre ambos países continúan. En opinión del portavoz del PP, lo ocurrido es síntoma de la debilididad del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. 'Volverá a pedir perdón en nombre de unos españoles que sólo ejercen derechos constitucionalmente garantizados', explicó a Europa Press.

Once activistas estuvieron detenidos siete horas en comisaría

Diferente opinión tiene la secretaria ejecutiva de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, que insistió en que 'los objetivos que persiguen [los activistas] son buenos, pero la forma ha sido poco idónea'. La dirigente socialista comparte y acompaña las manifestaciones a favor de los derechos del pueblo saharaui, pero 'hay que hacerlo legalmente. Nosotros tampoco permitiríamos una manifestación ilegal'. Valenciano se mostró crítica con González Pons, de quien dijo que 'vuelve a actuar de 'antiembajador en Marruecos' y reclamó al PP 'más diálogo y menos exabruptos', porque 'siempre trata de empeorar la situación cuando surge alguna fricción para desgastar al Gobierno.

El eurodiputado de IU Willy Meyer expresó su apoyo a los activistas a través de un comunicado. 'Este hecho no es sino una muestra más de la permanente represión a la que se ve sometido el pueblo saharaui'. Por ello, anunció que pedirá a la UE que se pronuncie ante este 'ataque'. Otras formaciones como UPyD expresaronsu solidaridad con el grupo de activistas.