Público
Público

Activistas españoles denuncian agresiones de la policía marroquí

Fueron arrestados durante una manifestación prosaharaui en El Aaiún. Se encuentran a bordo de un ferry de regreso a Gran Canaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Once españoles, de un total de 14, fueron retenidos ayer por la tarde en El Aaiún, capital administrativa del Sahara Occidental, después de haber participado en una manifestación 'en apoyo del pueblo saharaui y en favor del respeto de los derechos humanos en el lugar'.

Las 14 personas de origen canario habían acudido a la ciudad para denunciar 'la violación de los derechos humanos y la ocupación marroquí ilegal de ese territorio'. Según reconoció una de ellas, Sonia Díaz, no habían pedido permiso a las autoridades locales para manifestarse.

Las 14 personas han permanecido en la sede de Casa España durante todo el día. Desde la ONG SaharAcciones, su portavoz Jordi Sonsola, asegura que se encuentraban bajo 'arresto domiciliario', algo que ha sido desmentido por el Ministerio de Exteriores.

Los activistas se encuentran ya a bordo de un ferry español que zarpará esta misma noche hacia Gran Canaria. La llegada del barco está prevista para las 7.00 del lunes (8.00 en la Península). Los activistas están acompañados por un guardia de seguridad y han solicitado a la naviera que les reserve un espacio para evitar posibles altercados con pasajeros marroquíes.

'Cuando llegaron al puerto había un gran despliegue militar' marroquí

Los activistas se han trasladado esta tarde desde la Casa de España hasta el puerto de El Aaiún en dos vehículos alquilados y en un vehículo de la Depositaría de Bienes del Estado, la institución encargada de gestionar los bienes españoles situados en la antigua colonia del Sáhara Occidental.

En cada uno de los coches viajaba un funcionario español que conducía el vehículo. El paso del convoy a través de los controles marroquíes instalados en los 22 kilómetros que separan la Casa de España del puerto de El Aaiún ha sido facilitado por las gestiones diplomáticas españolas, según han explicado desde el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

'Cuando llegaron al puerto había un gran despliegue militar' marroquí, han indicado las fuentes de Sáhara Acciones. Exteriores ha confirmado que los 14 pudieron completar los trámites fronterizos necesarios para salir de territorio controlado por Marruecos, aunque uno de ellos lo ha hecho mediante la presentación de un salvoconducto proporcionado por el cuerpo diplomático español.

Los activistas denuncian que se han tenido que costear el importe de la consulta 

Anteriormente, en la mañana del domingo, una de las más afectadas por las agresiones de la Policía marroquí durante la protesta del sábado, Carmen Roger, ha sido atendida por un médico particular para que le recetara analgésicos. Los propios activistas se han tenido que costear el importe de la consulta, según denuncian desde el colectivo prosaharaui.

Sin embargo, Exteriores destaca que 'desde el primer momento' se les ha proporcionado asistencia consular, incluidos los servicios de un traductor para los once activistas que fueron detenidos el sábado y facilitar la toma de declaración por parte de la Policía Marroquí.

Anselmo Fariñas, uno de los detenidos, había relatado que al comienzo del acto de protesta 'estaban unos individuos estratégicamente apostados' que comenzaron a asestarles 'patadas y puñetazos' y que, a continuación, la Policía marroquí les introdujo en unos furgones en los que fueron trasladados a la comisaría central de El Aaiún. 'Se nos informó que estaban actuando bajo las órdenes del Procurador general del reino de Marruecos', ha señalado.

Una de las principales afectadas por la agresión, Carmen (aparece en la imagen) fue atendida en un hospital en el que 'no le dieron ni hielo', relata el portavoz de la ONG. Sonsola asegura que sus compañeros 'tienen mucho miedo' y que se encuentran 'muy magullados'. El cooperante afirma que les 'patearon, escupieron y tirado de los pelos'.

Estos hechos se producen días después de los incidentes en la frontera de Melilla

Denuncia además que en la comisaría se les dado un 'relato fantasioso de los acontecimientos' en el que señalaban que la agresión había sido 'una respuesta airada de los ciudadanos de El Aaiún', pero, según denuncia Fariñas, se trataba de 'policías disfrazados'. Posteriormente se les han solicitado 'una y otra vez los mismos datos personales', hasta que finalmente han comenzado a liberarlos.

Asimismo, ha asegurado que dos de las personas que continúan detenidas en este momento, Carmen Rocer y Roberto Mesa, fueron trasladados al hospital para que se les atendiese por las heridas recibidas en el incidente, pero que posteriormente fueron enviadas de vuelta a la comisaría. Rocer, explica, 'tenía la cara hinchada y magulladuras' y Mesa 'golpes en el tórax', pero sus heridas no revisten mayor gravedad.

Según fuentes de la embajada española en Marruecos, la situación 'se ha normalizado totalmente y no tienen por qué registrarse nuevos incidentes', pese a que algunos activistas, como Sara Díaz, hayan denunciado públicamente tener una 'sensación total de inseguridad, y miedo a que los hechos se repitan'. Estos hechos se producen días después de los incidentes en la frontera de Melilla.

El grupo SaharAcciones, tal y como explicó Pablo Monedero, uno de los activistas, se creó hace meses con el objetivo de actuar directamente sobre el terreno, 'intentar generar más acciones desde dentro y avivar a la opinión pública para que la lucha saharaui no se olvide'.

Otra asociación condena lo que considera una acción 'de insulto y provocación al pueblo marroquí' 

'Muchas veces la opinión internacional se limita a la situación en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia), donde recae toda la ayuda a los necesitados, pero no se ataca de raíz el problema, en los territorios ocupados', sostuvo.

La Asociación Sahara Marroquí (ASM), una de las organizaciones más activas en Marruecos por la defensa de la marroquinidad del Sahara Occidental, denunció hoy en un comunicado que los españoles portaron este sábado banderas del independentista Frente Polisario, y condenó lo que calificó 'de insulto y provocación al pueblo marroquí'