Público
Público

Los activistas marroquíes amenazan con más días de bloqueo comercial en Melilla

Hoy, durante cerca de diez horas, se ha impedido la entrada de pescado, marisco, fruta y verduras, como medida de protesta por supuestos actos violentos de la policía española contra marroquíes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hoy Melilla ha sido un caos. Acostumbrada a una actividad constante, hoy, durante cerca de diez horas, la frontera de la ciudad autónoma ha estado paralizada. Por la tarde, la Coordinadora de la Sociedad Civil en el Norte de Marruecos (CSCNM) y el Comité Nacional para la Liberación de Ceuta y Melilla (CNLCM) han dado por finalizado el bloqueo organizado para hoy a la entrada de pescado, marisco, fruta y verduras a Melilla.

El boicot, realizado desde las 4.00 de la madrugada (misma hora GMT) hasta las 13.30 horas como medida de protesta por supuestos actos violentos de la policía española contra ciudadanos marroquíes, se levantó apenas media hora antes del cierre de los mercados de la ciudad autónoma.

'Ningún camión de marisco y pescado llegó a entrar, pero ninguno se acercó a la frontera, porque habían sido avisados de la naturaleza de la protesta', dijo el presidente de la CSCNM y coordinador de relaciones exteriores del CNLCM, Munaim Shauki, quien añadió que se pretendía impedir el tráfico en el momento de más movimiento de vehículos de transporte.

Shauki señaló que se prevé volver a impedir la entrada de pescado, marisco, fruta y verduras a Melilla desde el próximo miércoles hasta el sábado siguiente, mientras que desde el próximo lunes y durante los siguientes 15 días se bloqueará además la llegada de cemento y ladrillo.

La conversación telefónica mantenida ayer entre el rey Juan Carlos I, y el monarca marroquí, Mohamed VI, en la que según la agencia oficial MAP ambos 'se mostraron de acuerdo en que los incidentes ocurridos estas últimas semanas no pueden en ningún caso perjudicar la calidad de las relaciones' bilaterales, no les ha hecho abandonar la protesta.

Sin embargo, los activistas han señalado que 'no somos funcionarios y no recibimos instrucciones de nadie', según apuntó Shauki, quien subrayó que esa medida se había tomado 'después de una amplia reunión con los camioneros, que comprenden el contexto de la decisión'.

El Ejecutivo de Rabat había emitido varios comunicados desde la pasada semana protestando por el trato que algunos de sus ciudadanos han recibido en el paso fronterizo de Melilla, y por el supuesto abandono frente a sus costas de ocho inmigrantes subsaharianos en mal estado de salud por parte de la Guardia Civil española.