Público
Público

El actor que quería ser político

Toni Cantó, cabeza de lista por Valencia de UPyD

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras algunos coqueteos con otros partidos, Toni Cantó (Valencia, 1965) quiere meter definitivamente la nariz en política de la mano de Rosa Díez, según él mismo, la única diputada que 'pelea' y 'da caña' en las Cortes. El valenciano encabeza la lista de UPyD al Congreso por Valencia. Pero antes de alinearse con Díaz, Cantó se dejó seducir por otras formaciones. Entre ellas Ciutadans y Vecinos por Torrelodones. Con esta última, el actor se quedó con las ganas de lograr el acta de concejal en los comicios municipales de 2007. Iba de número cinco y Vecinos -que gobierna en el municipio desde el pasado mayo- obtuvo cuatro ediles.

A partir de entonces, Cantó comenzó a arrimarse a UPyD y pasó a ser la estrella de los mítines del partido magenta. Desde la primera fila aplaudió con furor a Díez, acompañado de otro exótico valedor de UPyD: el ex secretario general de CCOO José María Fidalgo. No le costó demasiado subirse a la tarima y comenzó a ejercer de candidato, sin serlo. Tanto se dejó querer que, al final,

accedió a formar parte de las listas de la formación. Su nombre se consideró para cerrar la lista de UPyD a la Asamblea de Madrid, pero al final decidió optar a ser cabeza de cartel en Valencia. Se midió en primarias a otros dos candidatos y arrasó. Aunque el actor se refiere a la capital del País Valencià como su tierra, su candidatura molestó a los que consideran que tener su residencia habitual en Madrid le aleja de la realidad valenciana.

Aunque asegura que UPyD 'no pide cargos, ni ministerios', Cantó quiere ser diputado para pedir que el Estado asuma de nuevo las competencias en educación o sanidad o para que se 'despolitice' la Justicia. Sin embargo, parece que se resiste a abandonar su profesión de actor. Al menos, eso es lo que se deduce de los vídeos que cuelga en su propio canal de YouTube, en los que aparece improvisando debates ficticios con Rajoy y Rubalcaba.

Sin dejar de lado el mundo de la interpretación, Cantó dice que los políticos -los de UPyD no, claro- son malos actores a los que 'se les ve el cartón de lejos'. 'En el teatro bueno, como en la política buena, se persigue la verdad, pero ahora hay mucha demagogia y poca voluntad política para cambiar las cosas', dice a Público sentado en un banco en plena calle, tras salir a toda prisa de un restaurante en el que no podía 'aguantar el ruido'.

Antes de ver en Díez a su alma gemela, el actor votó a partidos que 'cedieron su apoyo a cambio de nada'. Si al final lo de la política no resulta, Cantó no tendrá más remedio que volver a los escenarios, donde no le importaría interpretar al expresidente Suárez.