Público
Público

Acusado de violación y absuelto por el TS, pide indemnización por "daños morales"

Se le acusó de haber violado a tres mujeres en Gran Canaria. Su abogado no ha fijado todavía la cuantía que pide

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El hombre al que el Tribunal Supremo absolvió el martes, después de que la Audiencia Provincial de Las Palmas lo condenara en julio de 2009 a 36 años de prisión por violar a tres jóvenes en Gran Canaria, pedirá ser indemnizado por los dos años y siete meses que ha pasado en prisión.

Además de esa indemnización, que su abogado Sergio Armario prevé tener cuantificada la próxima semana, buscará un resarcimiento por los daños morales que se han causado.

Las anunciantes declararon hace más de diez años que no pudieron ver la cara del agresor

El condenado y absuelto este martes por el TS, Ricardo Santiago C.C., salió de prisión a las pocas horas de que el Alto Tribunal, que aún no ha dictado sentencia, tomara la decisión de absolverle al estimar que es científicamente imposible que sea el autor de las violaciones, una vez realizadas las pruebas de ADN.

Su letrado ha considerado que se ha cometido 'un error' con su defendido ya que, contra él, 'no había pruebas de cargo', sino las 'declaraciones de tres víctimas que fueron violadas por una persona que tenía el mismo modus operandi'.

Además, ha subrayado que estas chicas que ahora identifican 'sin ningún género de dudas a su cliente, hace diez años ya habían identificado a otros y declarado que nunca le vieron la cara'.

A juicio del abogado, 'había muchos factores que hacían casi imposible' que su defendido 'fuera el autor' de las tres violaciones que se le imputaban.

Entre ellas citó el hecho de que hubieran transcurrido diez años desde que se cometieran los hechos denunciados por las víctimas, que éstas en 1997 declararan no haber visto la cara de su agresor, o la adicción a la heroína y la discapacidad psíquica del 66% que sufre el ahora absuelto, como consecuencia de un atropello sufrido en 1995, que le dejó 'al borde de la muerte'.