Público
Público

Adéu, president, adéu!

Francisco Camps, recibido a las puertas del TSJCV entre pancartas y gritos contra la corrupción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Adéu, president, adéu'. Esta es la canción -tomando prestada la música de la famosa canción YMCA- que varias decenas de personas han dedicado esta mañana al expresidente Francisco Camps en la puerta del tribunal donde es juzgado, el Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV). Los manifestantes enarbolan pancartas en las que se critica la presunta corrupción del PP valenciano, que llegó a su punto álgido durante los años en los que Camps gobernó, según están mostrando las cinco instrucciones judiciales en marcha. 'València, desperta!' ('¡Valencia, despierta!') ha sido otro de los gritos con más éxito.

Los concentrados van ataviados en su mayoría con trajes, en alusión al delito por el que el expresident está siendo juzgado: presunto cohecho por aceptar ropa como regalo de la presunta trama corrupta Gürtel. En las horas posteriores a la entrada del expresident en el juzgado, se han gritado preguntas directamente dirigidas a él como '¿Dónde está el dinero de la Dependencia?' en relación al retraso en la aplicación de esta ley en el País Valencià debido a la falta de dinero, mientras se han dilapidado -presuntamente- millones de euros en los casos de presunta corrupción que ahora se están investigando.

Mientras los participantes en la protesta se desgañitan en la parada de autobús situada frente al tribunal, en un lateral espera un grupo semejante en número para presenciar el juicio. Son los partidarios del expresident. La policía mantiene suficientemente separados a ambos grupos, aunque no pudo evitar que un joven detractor de Camps y ataviado con traje se colara entre los partidarios y desplegara una bandera pirata. La indignación entre los simpatizantes del PP fue tal que varios agentes tuvieron que intervenir. Entre las personas que hacen cola, destaca Consuelo Císcar, directora del museo de arte más importante de Valencia, el IVAM.

Con este ambiente, el expresident hizo su entrada en el edificio poco antes de las 9:30. Llegó en un vehículo blanco de alta gama conducido por el actual presidente de Les Corts Valencianes, Juan Cotino, -que debe su cargo, como la mayoría de dirigentes del PP valenciano actualmente en ejercicio, al nombramiento de Camps. El exmandatario saludó con una amplia sonrisa a los políticos conservadores que habían acudido a acompañarlo en el trance. No había grandes figuras -Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, y Alberto Fabra, presidente autonómico, están en una reunión del PP en Madrid - pero sí algunos de los que fueron sus colaboradores de máxima confianza, como el exconseller y actual vicepresidente de Les Corts Alejandro Font de Mora o el diputado José Marí.