Público
Público

Adiós al último legado de Roldán

La Guardia Civil cambia de uniforme y destierra el gorro impuesto hace 22 años por su exdirector

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El característico color verde se mantiene, aunque adopta dos tonalidades. El acharolado tricornio se seguirá utilizando para actos oficiales y los servicios de vigilancia de edificios institucionales como hasta ahora. Pero desaparecerá la teresiana, el gorro afrancesado con el que el director general más polémico de la historia de la Guardia Civil, Luis Roldán, quiso modernizar la imagen del instituto armado a comienzos de 1989, hace más de 22 años.

Será sustituida, en 23 provincias a partir de este lunes, por una visera de aire beisbolero que, junto al resto de la nueva uniformidad del instituto armado, fue presentado ayer por el máximo responsable del Cuerpo, Francisco Velázquez. Interior invertirá 21,5 millones de euros en dotar a sus agentes con las nuevas prendas que, como destacó Velázquez, 'combinan tradición y modernidad'.

Así, las camisas verdes dejarán paso a funcionales polos verdes con las palabras 'Guardia Civil' en color amarillo. Los pantalones de pinzas dejarán paso a otros con bolsillos laterales. Y los zapatos serán sustituidos por calzado 'polivalente'. De Roldán no quedará ni la gorra.