Público
Público

Adiós al segundo sueldo

El PSOE presenta una ley para que los diputados andaluces cobren únicamente del Parlamento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Empezó con un gesto. En el pleno del 29 de junio, el presidente andaluz, José Antonio Griñán, intentando abrir el Parlamento a las demandas del 15-M, difundió su renta. El gesto, además de acabar forzando que los otros 108 diputados andaluces mostrasen su declaración, sirvió para abrir un intenso debate sobre transparencia. El PSOE, recogiendo los acuerdos del grupo de trabajo creado al calor de aquellos días, registró ayer en la Cámara dos proposiciones de ley que obligan, entre otras medidas, a que el sueldo de parlamentario regional sea incompatible con otro del partido.

La primera proposición de ley modifica el reglamento del Parlamento para 'posibilitar la personación en el mismo de un promotor de la iniciativa legislativa popular (ILP) para su presentación y defensa ante la Cámara', con voz pero sin voto. Es lo que Griñán llamó el escaño 110, que ahora Alfredo Pérez Rubalcaba ha asumido con la propuesta del escaño 351. La proposición recoge una rebaja del número de firmas necesarias para la tramitación de la ILP, que bajan de 75.000 a 40.000, para lo que habrá que modificar la Ley de ILP. A partir de la aprobación de la ley valdrán las firmas electrónicas.

La segunda ley recoge la medida más polémica: la incompatibilidad del cargo de parlamentario con el de alcalde o presidente de diputación. El PP tiene 17 alcaldes-diputados que, si la norma es aprobada antes de las elecciones, como parece probable, no repetirán. IU tiene un alcalde-diputado, Juan Manuel Sánchez Gordillo (Marinaleda), que rechaza la medida pese a que su grupo la ha apoyado. El PSOE no tiene ninguno.

El portavoz del PSOE, Mario Jiménez, subrayó la introducción en la norma del carácter 'exclusivo' del sueldo de Parlamentario. La propuesta introduce una modificación de la Ley Electoral de Andalucía. Hasta ahora son 'incompatibles las retribuciones como diputado con la percepción [...] de pensiones de derechos pasivos o de cualquier régimen de Seguridad Social [...]'. El PSOE quiere añadir la incompatibilidad 'con cualquier otra retribución o asignación que puedan percibir de origen público o privado'. Quedan exceptuados, igual que ahora, los profesores que colaboren en actividades a tiempo parcial con la universidad. La medida sí supondría la incompatibilidad del sueldo de parlamentario con uno del partido. Pero no afectaría, por ejemplo, a Javier Arenas, presidente del PP-A, que cobra de su partido pero se atiene al régimen de retribuciones del Senado.

La ley obliga a los diputados a hacer pública su declaración de la renta y aumenta las obligaciones de los altos cargos de informar a la Cámara sobre las relaciones de sus familiares con la Junta.

La norma también recoge la eliminación del artículo 2 de la ley que regula el estatus de los ex presidentes andaluces, y que les garantizaba a los 65 años una pensión especial del 60% del sueldo del jefe del Ejecutivo. Ese privilegio podría tener los días contados.