Público
Público

Un adiós que olvida las sombras de Fraga

Conservadores y socialistas destacan su papel como padre de la Constitución e impulsor del partido que aglutinó a la derecha tras el franquismo. El fundador del PP, que fue velado en su casa de Madrid, será hoy enterrado en Perb

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por expreso deseo de su familia, el cadáver de Manuel Fraga fue velado a lo largo del día de ayer en su domicilio de la madrileña calle de Fernando el Católico, en el distrito de Moncloa, donde falleció a las 22 horas del domingo. Sus hijos pretendían un duelo íntimo, por lo que declinaron los ofrecimientos de la Xunta de Galicia y del Senado de organizar capillas ardientes. Pero lo que no pudieron evitar fue que los casi cien metros de vivienda se convirtieran en un ir y venir de políticos, amigos y telegramas que optaron por destacar las luces de su trayectoria. De rescatar los episodios más sombríos se ocupó la izquierda minoritaria.

'Sesenta años de vida pública dan para mucho. Gustó más o menos. Pero ha dejado huella', intentaba ayer resu-mir un destacado dirigente conservador la figura del presidente fundador del PP. Hoy, a las 17.30 horas será enterrado en Perbes (A Coruña).

Tras una noche reservada a los más allegados, que se temían lo peor desde que hace una semana un catarro viró en infección respiratoria agravando seriamente el estado de salud del exsenador, la capilla ardiente fue abierta a las 10.30 de la mañana.

Horas antes, las inmediaciones del domicilio madrileño de Fraga ya eran testigos de un incesante ir y venir de coronas de flores y de periodistas. Y también horas antes, a las 9 en punto, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acudía a velar a quien un día, al igual que él, lideró el PP. A su lado iba la número dos de los conservadores, María Dolores de Cospedal. Será ella quien hoy encabece la representación del partido en el entierro del exministro de Franco. La agenda del presidente le impedirá trasladarse a Galicia.

Rajoy resaltó la figura del expre-sidente de la Xunta por cuanto tiene de ejemplo para superar una crisis económica como la actual. También se deshizo en elogios el hombre al que Fraga cedió el testigo de la presidencia del PP, José María Aznar. Para el presidente de honor de los conservadores subrayó que no puede explicar su vida política sin el exsenador.

Aznar asegura que sin el exsenador no puede explicarse su vida política

Otros dirigentes y ministros conservadores como Soraya Sáenz de Santamaría, Jesús Posada, Pío García-Escudero, José Manuel García-Margallo, Ana Pastor, Cristóbal Montoro o Alberto Ruiz-Gallardón coin-cidieron en destacar la dedicación y vocación de 'servicio público' de don Manuel, como todos le llaman.

Desde las filas socialistas también hubo palabras de reconocimiento para uno de los padres de la Constitución. Precisamente fue este el papel que destacó la precandidata a liderar el PSOE, Carme Chacón. Por su parte, su rival interno, Alfredo Pérez Rubalcaba, subrayó que Fraga 'supo entender la necesidad de cambiar e integrarse en el sistema democrático' y con él, gran parte de la derecha franquista, informa Efe. Rubalcaba y el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, fueron dos de los dirigentes socialistas que se acercaron al domicilio de Fraga. El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero optó por enviar un telegrama a la familia.

A su salida del velatorio, Blanco declaró que 'se puede discrepar de alguna parte de su gestión pero desde luego lo que no se puede es dejar de reconocer a Fraga el prestigio que le ha dado a Galicia'.

Por su parte, Rosa Díez (UPyD) le definió como una persona 'imprescindible'; Paulino Rivero, el presidente canario, le calificó de 'pieza clave' en la Transición.

A primera hora de la tarde, los reyes y la infanta Elena se sumaron a quienes a lo largo de la mañana habían visitado la capilla ardiente. Horas después, el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ofició una misa en el domicilio.

A las 10.00 de la mañana sus restos mortales partirán hacia Perbes, donde será enterrado por la tarde tras una misa. Además, según avanzó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el próximo sábado se celebrará un solemne funeral en la catedral de Santiago, con la música de los gaiteros que solían acompañarle en sus tomas de posesión como presidente de la Xunta.