Público
Público

Adiós a los subasteros

El Ministerio de Justicia trasladará las pujas de 1.700 juzgados a un portal de internet. Las mafias pierden una vía de ingresos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un pequeño grupo de entre dos y diez subasteros se suele repartir, en cada juzgado, las gangas que ofrecen los acusados obligados a malvender un producto o inmueble para hacer frente a un impago. Son profesionales de la caza de chollos. O de víctimas desesperadas, según se mire.

Una de sus prácticas habituales consiste en ofrecer, a través de dos personas, dos precios diferentes por el mismo producto, uno muy bajo y otro muy alto. El segundo sirve para espantar a posibles competidores, pero el precio final que se termina por pagar es el más bajo.

Una de sus prácticas consiste en ofrecer dos precios diferentes por el producto, uno muy bajo y otro muy alto

Para lograrlo, no hay que hacer magia, sino manejar la normativa, que el 99% de los españoles desconoce: si el ganador de la subasta no abona el importe en diez días, el bien se entrega al siguiente postor, explican fuentes del Ministerio de Justicia.

De este modo, esta minoría especializada 'podía pactar entre sí los precios en perjuicio de terceras personas', denunció ayer el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, que reconoció que se trata de 'prácticas estratégicas difíciles de combatir'. El ministro hizo esta apreciación en la presentación de un nuevo portal de internet del Gobierno que pretende aunar la actividad de los 1.700 juzgados españoles que celebran subastas. El sistema es igual que el que ofrece, desde hace años, la Agencia Tributaria a particulares y empresas.

El salto a internet de las pujas judiciales acabará, a partir de noviembre, con el oscurantismo y la pillería del selecto club de subasteros, ya que el acceso virtual y la simplificación del trámite multiplicará el número de postores. De este modo, las pujas online serán más altas y los subasteros perderán el gran margen de beneficio del que disfrutaban. Por su parte, los vendedores no malvenderán sus bienes.

El servicio es similar a las páginas de compraventa de pisos que operan en internet, y ha tenido su proyecto piloto en Murcia, durante los dos últimos años. Caamaño avaló el nuevo portal con los resultados obtenidos en Murcia: la nueva vía de pujas triplicó los ingresos del primer semestre de este año (18,4 millones de euros, en 151 adjudicaciones) en relación con el mismo periodo de 2010 (6,6 millones, en 73 ventas).