Público
Público

Agasajos al niño '6.000 millones'

Naciones Unidas señaló de forma simbólica a este chico como el habitante con el que la humanidad superó, en 1999, los 6.000 millones de habitantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El autógrafo que el delantero del Real Madrid, Gonzalo Higuaín, firmó con un rotulador en el reverso de su mano izquierda el domingo sigue ahí, casi dos días después. La ilusión de Adnan Mevic, bosnio de 12 años, salva, por el momento, a la mano de pasar por el agua y el jabón. Naciones Unidas señaló de forma simbólica a este chico como el habitante con el que la humanidad superó, en 1999, los 6.000 millones de habitantes. Aunque la ONU reconoce que es imposible saber realmente a quién corresponde este honor, al alumbramiento de Adnan acudió hasta el que era entonces secretario general de la ONU, Kofi Annan.

La semana pasada, coincidiendo con que el listón había alcanzado un nuevo récord (7.000 millones), la Fundación Real Madrid invitó al chico y a su madre, Fátima, a visitar la capital de España para que conociesen a la plantilla del equipo blanco, con el ídolo del chico (Cristiano Ronaldo) a la cabeza. Este obsequio forma parte de la lista de agasajos con la cuña 6.000 millones que Adnan ha recibido desde su nacimiento. El chico es la envidia de su clase.

El domingo pasado por la mañana, madre e hijo acudieron al partido de fútbol en el que el Real Madrid le endosó un 7-1 al Osasuna y por la tarde, a la victoria del equipo de baloncesto. Ayer visitaron la sala de trofeos del Santiago Bernabéu, el zoológico, el Madrid de los Austrias... El niño terminó agotado, pero el miércoles lucirá en clase una camiseta con su nombre y un balón llenos de autógrafos.

Fátima, la madre, agradecía ayer constantemente a la Fundación Real Madrid las pequeñas vacaciones que han brindado al chico, pero musita: 'Si en lugar de regalos nos diesen un puesto de trabajo, sería todavía mejor'. Tanto ella como su marido, Jasminko, están desempleados, como el 43% de la población de su país. Es la primera vez que la familia, que vive de la pensión de 150 euros por enfermedad de Jasminko, sale de Bosnia y Herzegovina. Adnan tiene una beca de la ciudad de Sarajevo de cien euros mensuales que cubrirán su educación obligatoria y secundaria en un colegio público.

El país sigue estirando una posguerra que dentro de 15 días cumplirá 17 años. No obstante, la clase política sigue tensando la confrontación étnica y religiosa, ante una sociedad abatida. A falta de definir el futuro laboral de Adnan, las perspectivas no son demasiado alentadoras: el desempleo afecta al 58% de los jóvenes.