Público
Público

Agenda pública

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La agenda oculta de Rajoy es la más palmaria y evidente, es decir pública, que se pueda imaginar. Si gana las elecciones, el núcleo de su programa será 'una reforma laboral cuyo objetivo es crear empleo' porque, según explicó ayer en la entrevista que le hizo Gloria Lomana en Antena 3, con 'las dos reformas actuales, realizadas por el Gobierno socialista, no sólo no se ha creado empleo, sino que se destruye'. Durante la gestación de las reformas de Zapatero, el PP centró las críticas en la negociación colectiva. Es en este terreno donde Rajoy ha insistido una y otra vez en considerar de manera importante los convenios de empresa.

El PP puede presumir de haber mantenido esta posición incluso antes de que Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE), y Miguel Ángel Fernández Ordoñez, gobernador del Banco de España, enviasen el pasado 5 de agosto, tres días antes de empezar a comprar bonos públicos españoles en los mercados secundarios, la carta a Zapatero en la cual le recomendaban cargarse, de facto, la negociación colectiva a favor de los convenios de empresa y crear un contrato de empleo juvenil desregulado, entre otras medidas.

La reforma laboral y de la negociación colectiva son planes confesos del PP

Si uno habla con algunos dirigentes del PP que conocen esa carta no dejan de manifestar cierta displicencia hacia ella. La idea es que el PP no necesita que le digan lo que hay que hacer, a diferencia de Zapatero, a quien hubo que imponerle bajo presión y chantaje las medidas que fueron saliendo desde mayo de 2010. En otras palabras: la reforma del mercado laboral es una iniciativa propia del PP, más allá de lo que digan en el BCE y en la Comisión Europea.

Rajoy recordó ayer que también en 1996 había una tasa de paro del 22% y que 1997 fue un año difícil, pero que al final se crearon 5 millones de empleos. El candidato del PP dijo que sabía muy bien cómo está la situación, pero que con otra política económica se podía crear empleo. Por tanto, la reforma laboral y la de la negociación colectiva serán su piedra angular.

Quizá en otras circunstancias este tipo de reformas podría tener algún efecto, pero como ha explicado el economista jefe de Nomura, Richard Koo, en una conferencia pronunciada en Madrid el martes, el tipo de enfermedad que sufre España, a diferencia de la mayor parte de países centrales de la eurozona, es una de esas que se contrae una o dos veces en un siglo. Es lo que él llama una recesión de balance, tras el estallido de una burbuja inmobiliaria y de crédito que modifica completamente las prioridades de los agentes económicos.

Richard Koo: 'Las reformas estructurales pueden tener efecto en diez años, pero son necesarias soluciones inmediatas'

Se abre un largo periodo en el cual aún con tipos de interés del 1,25 o del 0, si se prefiere, las familias y las empresas están obsesionados con reducir su deuda. La maximización de los beneficios, objetivo de la actividad económica normal, se convierte en minimización de deuda. 'Las reformas estructurales pueden tener efecto en diez años, pero cuando se te cae la economía las soluciones las necesitas de inmediato', explica Koo.

¿Y si las cosas no salen como Rajoy piensa? El candidato prometió ayer: 'No me voy a quejar de la herencia recibida'. Pero a continuación, cuando habló de la situación en Balears, apuntó: 'La herencia recibida por José María Bauzá ha sido absolutamente lamentable, no tiene dinero ni para pagar a los proveedores'.