Público
Público

La agenda secreta de Rajoy, al descubierto

Las iniciativas parlamentarias e intervenciones del presidente del PP destapan la alternativa laboral, económica y social

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al margen de los enfrentamientos entre Gobierno y oposición marcados por la agenda política, conservadores y socialistas están enzarzados en una pelea dialéctica a cuenta de la existencia o no de una alternativa del PP a las políticas de José Luis Rodríguez Zapatero.

Por un lado, en el PSOE se afanan en denunciar el miedo de Mariano Rajoy a revelar las medidas que él aplicaría. Por otro, el principal partido de la oposición enseña algunas de sus cartas. Pero no al completo. 'No toca', coinciden varios dirigentes.

El propio presidente del PP ha intentado convencer a los suyos de que lo que verdaderamente toca ahora es no comprar este mensaje del Gobierno. 'No hagáis caso a esos que intentan esconder su incompetencia con soflamas sobre la inexistencia de una alternativa a su inanidad, a su ineficacia', justificó Rajoy hace un par de semanas. Y es que en el PP consideran que no tienen necesidad de 'improvisar' sus propuestas.

El líder del PP se jacta de que no tiene que 'improvisar' propuestas

'Las venimos aplicando desde hace años allí donde gobernamos, las formulamos por escrito en nuestros programas electorales y las plasmamos día a día en nuestras iniciativas parlamentarias', señaló rotundo el presidente del principal partido de la oposición. Unas palabras a las que puede sumarse la coletilla más habitual de todas sus intervenciones. Esa que apunta a que la alternativa del PP a temas tan polémicos como la reforma del mercado laboral ha quedado plasmada en las 71 enmiendas presentadas en el Congreso y en el Senado.

Analizadas las enmiendas y las medidas que practica allá donde gobierna el PP, la agenda oculta de Rajoy pasa a ser algo menos oculta. Entre sus apuestas destacan la de incrementar la temporalidad, la de dilatar en el tiempo los contratos de formación, la de recortar la ayuda al desarrollo o la del adelgazamiento de la administración pública. Todo, según ha reconocido Rajoy, con el brutal plan de ajuste presentado por David Cameron en Reino Unido como inspiración.

A continuación, se detalla el programa que se deduce de las iniciativas presentadas por el PP en Congreso y Senado y de las intervenciones públicas de su jefe de filas.

01. Mayor temporalidad en el empleo

'Se propone ampliar la duración del contrato para obra o servicio determinado de cuatro a cinco años'. Es la justificación con la que los conservadores solicitaron, en sus enmiendas a la ley de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, una modificación del artículo 15 del Estatuto de los Trabajadores. Con ello, el PP pretendía ampliar el plazo mediante el que un trabajador puede estar contratado de forma temporal antes de optar a un contrato indefinido.

Los conservadores han apostado por alargar los contratos temporales

La ley, publicada en el BOE del 17 de septiembre, establece que 'estos contratos no podrán tener una duración superior a tres años ampliable hasta doce meses más'. Y que 'transcurridos estos plazos, los trabajadores adquirirán la condición de trabajadores fijos de la empresa'.

02. Alargar los contratos de formación

También el PP ha apostado, a través de sus enmiendas, por ampliar la edad hasta la que pueden realizarse contratos de formación. Si el texto de la ley establece que 'se podrá celebrar con trabajadores mayores de 16 años y menores de 21 años que carezcan de la titulación o del certificado de profesionalidad requerido para realizar un contrato en prácticas', los conservadores proponen ampliarlo hasta los25 años.

No obstante, la legislación actual prevé que temporalmente, hasta finales de 2011, las empresas puedan extender este tipo de contratos hasta la misma edad que el PP se marca como tope.

Pretenden ampliar hasta los 30 años el periodo de formación

Esta modalidad de contrato es una de las más criticadas por los sindicatos. Los salarios no suelen superar los 700 euros y el coste para el empresario es cero.

Una vez rechazadas sus enmiendas, el PP dio un paso más allá en esta misma línea. Hace un mes, el Grupo Parlamentario Popular presentó una proposición no de ley para ampliar esta modalidad contractual hasta los 30 años.

03. Más autonomía para las empresas

La reforma en vigor establece que las empresas podrán pactar con sus empleados descolgarse de los incrementos salariales que fije el convenio sectorial en situaciones específicas. En más de una ocasión, el líder del PP se ha mostrado partidario de dar más peso a los convenios de empresa sobre los sectoriales, no sólo en materia salarial.

Los convenios sectoriales suelen establecer condiciones más favorables a los trabajadores que los de empresa. Con su apuesta, el Partido Popular otorga al empresario la facultad de modificar las condiciones de trabajo, como por ejemplo el lugar en el que éste se desempeña.

Proponen dar más peso a los convenios de empresa que a los sectoriales

'Las empresas tienen que tener una cierta flexibilidad de acuerdo con sus propios trabajadores para ordenar las cosas', considera el líder del PP. Entre las propuestas que se le han escuchado está la de que se trabaje a tiempo parcial antes de proceder a reducir la plantilla.

04. Mayor protección para los autónomos

En coherencia con su discurso de apoyo a pymes y autónomos, el PP apuesta en sus enmiendas por fomentar la protección a este último colectivo de trabajadores.

La legislación ya en vigor establece que el autónomo al que se le haya reconocido el derecho a la protección económica por cese de actividad puede volver a solicitar un nuevo reconocimiento siempre que hayan transcurrido 18 meses desde la última vez que se dio luz verde a una prestación económica. Y el PP apostó por reducir este plazo en seis meses, hasta los doce.

05. Menos mano duracon los despidos

Con sus enmiendas, el Partido Popular se muestra menos estricto que la legislación vigente a la hora de penalizar a las empresas que suspenden contratos indefinidos de manera improcedente.

Así, establecen en sus enmiendas que 'no podrá concertar el contrato para el fomento de la contratación indefinida [...] la empresa que en los 90 días anteriores a la celebración del contrato, hubiera extinguido contratos de trabajo por despido reconocido o declarado como improcedente'. Ello, frente al texto definitivo de la ley, que establece el plazo en seis meses.

Los conservadores quieren reducir el impuesto de sociedades

En la justificación a esta enmienda, los conservadores esgrimen un intento de compatibilizar la lucha contra los usos fraudulentos de los contratos con la promoción de este tipo específico de contratación indefinida.

06. Mayor bonificación para el empresario

En lo relativo a los beneficios para los empresarios, el PP también ha querido ir unos pasos más allá que la actual legislación. Concretamente, en las cuotas con las que se bonifica por contratación indefinida.

Así, la norma establece que las empresas que durante todo 2011 transformen sus contratos en indefinidos tendrán derecho a un plus en la cuota empresarial a la Seguridad Social durante tres años. Concretamente, de 500 euros año para los hombres y de 700 para las mujeres.

La propuesta del PP eleva la cifra hasta los 800 y los 1.000 euros, respectivamente. En el partido circunscriben esta iniciativa a su intención de 'fomentar la contratación indefinida'.

07. Rebaja del impuesto de sociedades

Es, según el líder del PP, lo 'primero' que hará si gana en las próximas elecciones generales. En los últimos meses, Rajoy ha apostado por una reforma fiscal que 'fomente el ahorro y la inversión' y que tendría como objetivo 'ayudar a quienes generan bienestar, riqueza y empleo'. 'Lo más urgente', ha dicho, es la reforma del Impuesto de Sociedades, para 'bajar' este tributo a las pequeñas y medianas empresas (pymes) y adecuar los módulos a los trabajadores autónomos 'también en su IRPF'.

Se trata de una de las promesas de cabecera del partido presidido por Mariano Rajoy. Los conservadores concurrieron a las elecciones generales de 2008 con la promesa de reducir este impuesto hasta un 20% a las pymes.

08. Rebaja del IVA para el sector turístico

El rechazo a la subida del IVA sigue siendo uno de los ejes del discurso de los conservadores. Para acabar con este 'tremendo error', según el PP, Rajoy es partidario de rebajar este impuesto para sectores concretos como el del turismo. Pretende que el porcentaje pase del 8% al 4%.

Proponen además aumentar las bonificaciones a los empresarios

09. Bajada del impuesto del ahorro

Las políticas del PP en materia fiscal apuestan también por lo que Rajoy llama la 'reforma del ahorro'. El PP está convencido de que la subida de este impuesto que ha llevado a cabo el Gobierno es 'muy peligrosa' y 'puede acabar generando problemas de cara al futuro'.

Lógicamente, esta reducción impositiva que predican los conservadores conllevará ingresar menos fondos en las arcas del Estado. El partido no ha explicado cómo solucionaría agujero creado.

10. Despidos masivos de empleados públicos

La propuesta es de esta misma semana. Para Rajoy 'es ridículo congelar las pensiones para ahorrarse 1.500 millones de euros, cuando en España existen 3.800 empresas públicas y entes públicos que deben el 4,8% del PIB'. ¿Su conclusión? 'Sobran la mitad'.

Según datos de CCOO ,en la actualidad en sociedades mercantiles, agencias y entes públicos de todas las administraciones de ámbito estatal, autonómico o local trabajan 425.000 empleados. Con la reducción que pretende el PP habría que prescindir de 212.500 de estos puestos de trabajo.

11. Menos ayuda al desarrollo

El Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) es el gran perjudicado del tijeretazo que el PP ha presentado a los Presupuestos en forma de enmiendas. La poda llega hasta los 200 millones de euros.

No pasa inadvertido el doble rasero del PP en esta materia. Cuando se presentaron los Presupuestos, los conservadores lamentaron que la ayuda al desarrollo se hubiera reducido en más de 900 millones respecto a 2010.

12. Tijeretazo a RTVE

Igualmente contradictoria resulta su apuesta por reducir en 200 millones las aportaciones del Estado a Radio Televisión Española (RTVE) regresando al que fue el presupuesto para la Corporación en el año 2009. Contradictoria porque el PP pretende que se aporte a RTVE la misma cantidad que cuando se financiaba gracias a la publicidad. Y también porque en las filas conservadoras la escasa financiación a la Corporación ha sido una queja permanente. La cantidad destinada pasaría de los 547,6 millones a los 347,6.

13. Suave ajuste a los partidos políticos

Doce millones de euros. Es la cantidad que el PP apuesta por recortar a los partidos en concepto de financiación y de gastos electorales. Ellos mismos serían los más perjudicados. Los conservadores recibieron el año pasado 35,8 millones en subvenciones. El PSOE, 33,9. En pleno estallido del caso Gürtel el PP apostó por reducir estos gastos a la 'mínima expresión'.

Plantean dar un profundo tijeretazo' a la ayuda para el desarrollo

14. Reducción leve para sindicatos y patronal

Otra de las partidas en las que el PP pretende recortar gastos afecta a las aportaciones a sindicatos y otros agentes sociales, organizaciones empresariales incluidas.

La apuesta era reducir estas subvenciones en cinco millones de euros de manera 'proporcional'.

15. Menos dinero al cine

La partida para Cultura en los Presupuestos se ha visto reducida en 147 millones de euros. Y el PP está convencido de que se puede recortar más. El cine es el más perjudicado por el tijeretazo del PP con una reducción de 33 millones de euros. El proyecto original del Gobierno ya reducía en casi un 8% el fondo de ayuda al cine.

16. Recortes en Ciencia y Medio Ambiente

Medio Ambiente y Ciencia e Innovación son otros de los objetivos del partido presidido por Rajoy. Creen que es posible reducir la subvenciones nominativas de los fondos de Ciencia en 50 millones de euros. Y que los trabajos técnicos de Medio Ambiente pueden reducirse en 25 millones.

17. 'Agresiva agenda liberalizadora'

Rajoy apuesta por 'una agresiva agenda liberalizadora'. Es decir, por más privatizaciones. 'En ámbitos como los servicios profesionales, los postales, el comercio minorista o el transporte ferroviario, la economía española tiene un entorno regulatorio que impide o restringe la competencia hasta hacerla inexistente o irrelevante; en otros, como la energía o las telecomunicaciones, es necesario avanzar en el proceso liberalizador, eliminando una serie de trabas que lo entorpecen', ha sugerido recientemente el líder del PP.

18. Revisión del matrimonio homosexual

Hace una semana el líder del PP se abrió un nuevo frente. Lo hizo al declarar, en una entrevista concedida a El País, que, en el supuesto de llegar a la Moncloa, no se comprometía a mantener la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. Todo, independientemente de la decisión que sobre esta norma adopte el Constitucional. El PP no comparte que a la unión entre homosexuales se le llame matrimonio.

Tras denunciar que RTVE recibe poco dinero, piden darle 200 millones menos

19. Políticas de inmigración más duras

El PP pretende hacer de la mano dura contra la inmigración ilegal una de sus banderas electorales. Lo ensaya ya en Catalunya. El líder del PP no ha desautorizado la propuesta de la dirección regional de su partido, en manos de Alicia Sánchez Camacho, que plantea facilitar los padrones municipales a la policía para detectar inmigrantes ilegales.

20. Oposición a la Ley del Aborto

El PP ha recurrido ante el TC la nueva Ley del Aborto. Y pretende reformarla si en las próximas generales logran arrebatarle el poder a los socialistas. De cumplirse esta promesa sería la primera vez que el PP emprende cambios en este campo. Pese a su oposición a la anterior norma, de 1985, el PP no modificó una coma en los gobiernos de Aznar.

21. La batalla del orden de los apellidos

El PP ha salido a ridiculizar el proyecto de Ley del Registro Civil que acaba con la primacía del apellido paterno. Creen que se trata de una cortina de humo del Gobierno para que no se hable de otros temas. Los conservadores están convencidos de que Rajoy está dispuesto a dar la batalla para que el Gobierno no se apunte un logro que en realidad no lo es. En este sentido, recuerdan que la ley vigente ya permite la inversión del orden de los apellidos.

22. Sanidad, educación y dependencia: territorio privado

El líder del PP no muestra ningún reparo a la hora de decir que su programa incluye todo aquello que predican en las comunidades autónomas donde gobiernan. Y tampoco a la hora de alabar y avalar la forma de manejar lo público puesta en práctica por dos de sus barones con más peso territorial: Esperanza Aguirre (Madrid) y Francisco Camps (País Valencià). En estas comunidades, la privatización de servicios básicos como la educación, la sanidad o la dependencia son ya una realidad.