Público
Público

Aguilar critica que Botella siga de "brazos cruzados" ante la contaminación de Madrid

La ministra de Medio Ambiente exige a la concejala "voluntad política" y que "deje de hacer trampas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, se ha mostrado muy preocupada por la excesiva contaminación que sigue registrando la ciudad de Madrid. Pero sobre todo con la dejadez tanto de Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde, como de Ana Botella, concejala de Medio Ambiente.

En un desayuno de prensa organizado por Europa Press, Aguilar ha subrayado que le inquieta la contaminación atmosférica en Madrid, pero que lo que más le 'preocupa' es que sus gobernantes 'no hagan nada', 'permanezcan de brazos cruzados y miren para otro lado cuando los indicadores les están diciendo que la calidad del aire no es que sea mala, es que es pésima'.

La semana pasada, Ana Botella reconocía que no puede cumplir las exigencias legales que impone la UE con respecto a la contaminación del aire de la capital española, que según ella 'no es nociva para la salud de los madrileños'.

La ministra, quien ha incidido en que hablar de la calidad del aire de una ciudad es hablar de la salud de sus ciudadanos, ha recordado que los ayuntamientos tienen competencias que les permiten tomar medidas en diferentes ámbitos para garantizar la buena calidad del aire.

'Es posible planificar el tráfico de manera que haya zonas peatonales o semipeatonales, y soy consciente de que hay personas que tienen que utilizar su coche para ir a trabajar pero sensibilizándoles y apostando por un buen transporte colectivo se puede dar resolución a la actual situación', ha explicado.

No obstante, Aguilar ha reconocido que para poner en marcha estas medidas 'hace falta voluntad política, dar pasos decisivos y tomar medidas activas' en lugar de 'pedir una moratoria' a la Unión Europea -como ha anunciado que hará la delegada de Medio Ambiente, Ana Botella-.

Y es que, además, 'lo que no vale es cambiar de lugar las estaciones de medición para dar mejor calidad del aire', ha continuado la ministra, quien ha pedido al Ayuntamiento de Madrid que 'deje de hacer trampas y aborde la realidad', en tanto que 'la realidad de la contaminación de Madrid es preocupante'.

Las declaraciones de la ministra se producen después de que en los últimos días hayan salido a la luz informaciones que apuntan a que la capital ha registrado niveles especialmente altos de contaminación en el mes de enero, y que la calidad del aire en 2010 superó los índices permitidos.