Publicado: 01.09.2011 11:33 |Actualizado: 01.09.2011 11:33

Aguirre asegura que "se acabó la broma" de la Puerta del Sol

La presidenta de la Comunidad de Madrid acusa a los manifestantes de querer transformar Sol "en la Bastilla" y dice que pedirá "una policía autonómica"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha acusado a los indignados del Movimiento 15-M de querer "privatizar la Puerta del Sol y transformarla en La Bastilla" y ha señalado al ministro del Interior, Antonio Camacho, de dar órdenes a la policía para no identificar a los manifestantes que, a su juicio, "vejaron" a los peregrinos de la JMJ durante la visita del papa. 

Aguirre ha anunciado que, ante esta situación "indignante", va a pedir la creación de "una policía autonómica". "Se acabó la broma, esto que está ocurriendo no tiene parangón, no se ha visto nunca", ha afirmado la conservadora, que acusa al Ministerio del Interior de no cumplir "ni hacer cumplir la ley". 

"La buena noticia es que, a partir del 20-N, el próximo ministro del Interior hará cumplir la ley", ha sentenciado Aguirre.

"No es de recibo pedir una policía autonómica", dice el ministro del Interior

En respuesta a estas acusaciones, el aún ministro del Interior, Antonio Camacho, ha negado que exista "ningún tipo de instrucción respecto a algún tipo de manifestantes" y ha afirmado que los agentes actúan con "criterios operativos y técnicos perfectamente establecidos". También ha rechazado la idea de crear una policía autonómica en plena crisis. "No es de recibo", ha asegurado Camacho, quien cree que los madrileños y los españoles "valoran positivamente a la Policía y la Guardia Civil". "No se corresponde con una necesidad real".

Por otro lado, el ministro se ha referido al Movimiento 15-M asegurando que los agentes han actuado con el objetivo "de que los ciudadanos hagan un uso adecuado de la vía pública sin violencia ni excesos". "El dispositivo de Sol ha sido mixto: Policía Municipal y Policía Nacional; y no se ha dado instrucciones sino que se han seguido los criterios de prudencia, responsabilidad con el fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos y los bienes públicos", ha añadido. "Se ha actuado en muy pocos supuestos y aquellos en los que se ha actuado ha sido por elementos radicales adheridos a actos que no planteaban problemas en un principio y que han planteado problemas de orden público". 

Camacho reconoce que las imágenes manifiestan una "extralimitación" de los agentes

Camacho también ha reconocido por la mañana que existen imágenes que "ponen de manifiesto la existencia de una posible extralimitación" de la policía durante las cargas policiales posteriores a las marchas laicas en protesta por la visita del papa.

El ministro ha explicado en una entrevista a Radio Euskadi que su departamento y el Gobierno "tienen interés especial en que, si hubo esa extralimitación, sea sancionada porque ésta no es la forma de actuar de la policía". 

También ha asegurado a los ciudadanos que "va a existir un procedimiento en el que se determinará si hubo una extralimitación, si esa conducta no estaba para nada justificada" y, en caso de que sea así, "se pondrá la sanción correspondiente". Sin embargo, el titular de Interior ha querido reconocer el trabajo "intensísimo" de los agentes, así como su "extraordinaria labor".