Público
Público

Aguirre coloca a Regina Otaola en la Comunidad de Madrid

La exalcaldesa de Lizarza, afín a María San Gil, llevará la política de reinserción de menores delincuentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esperanza Aguirre ha fichado a Regina Otaola, exalcaldesa del pueblo guipuzcoana de Lizarza , como la nueva responsable de la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor de la Comunidad de Madrid, informa Yolanda González.

Fue el vicepresidente y portavoz del Gobierno regional, Ignacio González, quien anunció este jueves la decisión de nombrar a Otaola como gerente de este organismo autónomo, dependiente de la Consejería de Presidencia y Justicia, que hasta ahora estaba en manos de Carmen Balfagón.

González resaltó mucho el currículo de Otaola: explicó que es  licenciada en Derecho por ICADE y técnico del Instituto Nacional de la Vivienda. Contó que el nuevo fichaje de Aguirre estuvo muchos años de portavoz del PP en el Ayuntamiento de Eibar, en las Juntas Generales de Guipuzcoa y posteriormente en la Alcaldía de Lizarza.

La de Otaola, miembro del PP vasco afín a los postulados de María San Gil y Jaime Mayor Oreja en materia antiterrorista, es una más de las muchas colocaciones que ha hecho Aguirre en Madrid desde 2003. 

Desde que la preside, la Comunidad de Madrid se ha convertido en refugio o agencia de colocación de políticos del PP que habían dejado sus cargos en otras administraciones o incluso dentro del propio partido.

Regina Otaola dejó la Alcaldía de Lizartza y anunció su retirada de la vida política en junio de 2010 después de mantener discrepancias con la línea de actuación del PP en el País Vasco, encabezado por Antonio Baisagoiti.  Entonces también anunció que se iba del País Vasco y que abandonaba la política porque no quería seguir 'tragando más quina'.

Reconoció que no iba a encontrar trabajo en Euskadi porque estaba 'marcada'. Otaola quedó fuera de la Ejecutiva del PP de Guipúzcoa en otoño pasado, al no entrar en los planes de renovación del presidente del partido en este territorio, Borja Sémper. Por este motivo, no se sentía 'integrada' y reconoció que había tenido muchas 'decepciones personales'.

El pasado mes de febrero, Otaola se desmarcó de su grupo político al abstenerse en la votación en el Parlamento guipuzcoano de una propuesta, transaccionada por Aralar, PSE, PP y EB, y apoyada por todos los grupos, incluidos el popular, en la que se instaba a la Diputación a que incluyera en el Plan foral de Apoyo a las Víctimas a aquellas que han sufrido vulneraciones de derechos humanos por motivaciones políticas.

Otaola explicó que su decisión de abstenerse se debió a que, para ella, 'las víctimas son lo más importante' y no se puede 'meterlas en el mismo saco con los victimarios como pretenden algunos como Aralar.