Público
Público

Aguirre culpa a los profesores de frenar el bilingüismo en las aulas

"Hay profesores que no saben inglés y no quieren aprenderlo", asegura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha acusado a los profesores de frenar el aumento del bilingüismo en las aulas. Según la conservadora, dicho modelo se está aplicando de forma paulatina porque se necesita el apoyo del claustro de profesores y hay algunos "que no saben inglés y no quieren aprenderlo".

"Exigimos un porcentaje muy alto de apoyo en el claustro de profesores y entre los padres que se da casi siempre en los segundos, pero no siempre entre los primeros. Hay profesores que no saben inglés y no quieren aprenderlo", ha señalado en un encuentro digital con 'El Confidencial'.

Preguntada por el programa de bilingüismo en Madrid, la dirigente autonómica ha señalado que "al lado de otros programas, el bilingüismo no es tan caro". "Creo que vale la pena invertir en la calidad de la educación", ha considerado, haciendo hincapié en que lo que quiere es que "se enseñe en inglés, no que se dé clase de inglés".

"Ya son 346 colegios e institutos que siguen el programa bilingüe, a pesar de las trabas que me ponen, que me impiden contratar profesores nativos irlandeses o ingleses. ¿No dicen que estamos en la Unión Europea?", se ha preguntado la presidenta madrileña.

Aguirre acusa a los sindicatos de poner trabas

Según ha señalado, "al parecer son trabas sindicales" las que le obligan "a tener un profesor español que quizá no sabe inglés y al profesor inglés o irlandés acreditado en su país, como "auxiliar de conversación". "¿Es esto lógico?", se ha preguntado.

Sobre las privatizaciones, Aguirre ha explicado que la que tiene en mente es la del Canal de Isabel II, que "hace años" lo anunció en la Asamblea, y ha lamentado que haya "mucha gente" que confunda "la titularidad de un servicio público con su gestión".

"La recogida de basuras es un servicio público que se gestiona privadamente incluso en ayuntamientos gobernados por los comunistas. Otra cosa es la venta de acciones que, como en el caso del Canal, sólo llegará al 49%, cuando en Catalunya y en Francia, dos territorios notoriamente intervencionistas, las empresas de agua son cien por cien privadas desde siempre", ha explicado.