Público
Público

Aguirre defiende el sueldazo de Cospedal y apoya a Sostres

La presidenta de Madrid suscribe la tesis de Cospedal y alega que se critica su sueldo por ser mujer. De Sostres dice que le "asquea" la gente que oye conversaciones privadas y apoya a Gallardón frente a Zapatero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esperanza Aguirre ha adoptado este viernes un nuevo papel en su habitual rueda de prensa semanal: el de abogada defensora. La presidenta de la Comunidad de Madrid salió este viernes en defensa de personajes tan dispares como la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, el periodista Salvador Sostres o su íntimo enemigo, quién se lo iba a decir, el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón.

Aguirre justificó el incremento del sueldo de la secretaria general del PP: 'Pienso que la señora Cospedal, el sueldo que tiene como secretaria general del PP será el mismo que tuvieron los anteriores secretarios generales, y yo no vi que se les criticara'.

La presidenta hizo esta declaración a preguntas de Público por la respuesta que dio Cospedal a la acusación del PSOE de que se hubiera subido un 30% el sueldo en plena crisis, algo que Cospedal se ha negado a aclarar. La presidenta madrileña opinó que si ella fuera un hombre no se estaría hablando de este tema. Aguirre suscribió así la tesis de la secretaria general de su partido, que 'se considera atacada por ser mujer' .

Luego tocó defender a Salvador Sostres por sus polémicas declaraciones en Telemadrid: dijo que le 'repele', le 'asquea' y le parece 'lamentable' y 'propio de dictaduras totalitarias' el que se escuchen y se hagan públicas conversaciones 'particulares'.

A Aguirre, dar publicidad a conversaciones privadas le recuerda a la película La vida de los otros, que cuenta las escuchas de la policía en la Alemania comunista de antes de la caída del muro.

'Si se reproducen esas conversaciones estamos todos muertos, yo por lo menos, me asquea la gente que escucha y se inmiscuye en las conversaciones de otros'.

'Si se reproducen esas conversaciones estamos todos muertos'

Y finalmente, habló de Ruiz-Gallardón y la deuda del Ayuntamiento de Madrid. Atacó a Zapatero por no permitir al alcalde de Madrid refinanciar la deuda. 'Es gravísimo que se hayan cambiado las reglas de juego a mitad de partido', se lamentó Aguirre.

Insistió en varias ocasiones en que 'a los ayuntamientos se les ha tratado de manera discriminatoria, desigual. Esto es muy grave y tendrá consecuencias perversas, porque el que se les impida refinanciar las deudas —que no es lo mismo que endeudarse más—, es absolutamente discriminatorio'.

Y terminó con una amenaza que ya esgrimió Gallardón: si no se da esta autorización se podría 'dejar de pagar a proveedores', algo que 'sí que es grave, porque se va la gente al paro'.